El Mundo

En Miami, sin expectativas y con muchas críticas

Desde la otra orilla del canal de Florida, en Miami, la que es llamada "la mayor ciudad cubana después de La Habana", siguió la designación de Miguel Díaz Canel a la presidencia de Cuba sin ninguna expectativa, según narró El Nuevo Herald, diario de referencia de Florida y de la comunidad latina.

Viernes 20 de Abril de 2018

Desde la otra orilla del canal de Florida, en Miami, la que es llamada "la mayor ciudad cubana después de La Habana", siguió la designación de Miguel Díaz Canel a la presidencia de Cuba sin ninguna expectativa, según narró El Nuevo Herald, diario de referencia de Florida y de la comunidad latina.

No ha tomado a nadie por sorpresa. Este ingeniero de 58 años no era un desconocido en Miami y, además, era desde el día anterior el único candidato al puesto."A mí me da igual quien gobierne en Cuba. Aquello no tiene arreglo, fue por eso que me fui", dice Elaine García, una cubana que trabaja como vendedora en un "bakery". La mujer, de 35 años, llegó hace cinco años de Cuba y, como mantiene vínculos con su familia en la isla, prefiere "no meterse en política".

La ONG Raíces de Esperanza, que se dedica a programas de apoyo a los jóvenes en la isla, emitió un comunicado en el que se muestran "esperanzados" ante el cambio de poder en Cuba. "Creemos que la transferencia de hoy representa una oportunidad para que una nueva generación de líderes cubanos tome medidas concretas para promover la prosperidad económica significativa y las reformas políticas en la isla", dicen, y le piden al nuevo Ejecutivo escuchar "a la juventud de Cuba, desde empresarios y líderes de la sociedad civil hasta artistas y estudiantes".

Para Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia, lo ocurrido en La Habana "es un cambio a dedazo que no debe ser reconocido por la comunidad internacional". "Escuché el discurso de Díaz Canel y me hubiese gustado decir hoy que hablaba un reformista, pero no es así. Se trata de otro continuista que no ayudará a que los cubanos tengan libertad", dijo Sánchez, aunque dejó la puerta abierta a que la situación pueda cambiar cuando se produzca la muerte de Raúl Castro, a la que llamó "el inevitable desenlace biológico".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario