El Mundo

En Italia, Bersani quedó en la "pole position"

El secretario general del centroizquierdista Partido Demócrata (PD) de Italia, Pier Luigi Bersani, quedó en inmejorable posición para suceder al frente del gobierno italiano al actual premier interino, Mario Monti.

Martes 04 de Diciembre de 2012

El secretario general del centroizquierdista Partido Demócrata (PD) de Italia, Pier Luigi Bersani, quedó en inmejorable posición para suceder al frente del gobierno italiano al actual premier interino, Mario Monti. Luego de vencer de manera contundente el domingo por 60 por ciento a 39 por ciento a su adversario Matteo Renzi en la segunda vuelta de las primarias del partido, el moderado Bersani prepara un tour internacional para tomar contacto con cancilleres y jefes de partidos hermanos del PD. Todos los sondeos indican una clara ventaja del PD, que iría a las elecciones del año próximo al frente de una coalición de centroizquierda. El centroderecha de Silvio Berlusconi, en contraste, se hunde en una profunda crisis, con fuertes tensiones entre su líder y el resto de la dirigencia partidaria. El actual premier, Mario Monti, planea dar por terminada su labor y llamar a elecciones generales a inicios de 2013.

Aunque la agencia Reuters señaló que "el ex comunista (Bersani) debe convencer a los intranquilos mercados y a los votantes conservadores de que no llevará al país demasiado hacia la izquierda", esta parece como una perspectiva improbable. Bersani fue ministro del ex premier Romano Prodi, y siempre ha mostrado un perfil moderado. El citado origen comunista de Bersani es el de todo el PD, pero ya queda muy lejos: el viejo PCI se disolvió en 1991, y de allí derivaron sucesivas mutaciones y siglas hasta llegar al actual PD. Además, el radical Nicchi Vendola fue eliminado en el primer turno de las primarias del PD, así que sus chances de influir en un futuro gobierno son bajas.

Bersani, dice Reuters, es retratado como alguien que ha tenido una carrera poco llamativa, pero su insistencia en celebrar primarias ha sido un golpe maestro. Los comicios lo han dejado como líder sin rival de la fragmentada centroizquierda, que también salió reunificada de una votación que ha obtenido una valiosa repercusión pública. Unos tres millones de votantes participaron en la segunda ronda electoral de este domingo, y casi cuatro millones en la primera.

En la RAI, Bersani anticipó algunas medidas de su eventual gobierno. Uno de sus puntos centrales será una reforma fiscal que incluya "un impuesto personal sobre los grandes patrimonios inmobiliarios". En cuanto al Estado de bienestar, Bersani cree que "para sostenerse, la Sanidad debe inevitablemente recibir una contribución directa", del usuario. Además, agregó Bersani, "sostendré lealmente la línea de credibilidad y rigor que Monti ha llevado adelante". Queda bastante claro así que Bersani no piensa en nada radical, por fuera de la línea de la Unión Europea, que es la del rigor presupuestario.

Luego de la victoria, un sondeo del canal La7 dio al PD un consenso récord del 34,6 por ciento, mostrando una caída del populista Beppe Grillo, que baja al 16,3 por ciento. Este es un cómico que lidera un movimiento antipolítico.

Berlusconi. En cuanto al centroderecha de Silvio Berlusconi, aún líder natural del Partido de la Libertad (PdL), se reunió el fin de semana con el secretario general de esa formación, Angelino Alfano, hasta hace poco considerado su heredero. Pero ahora Berlusconi quiere crear un nuevo partido, mientras Alfano rechaza de plano esa posibilidad y le exige a Berlusconi que llame a primarias en el PdL. Berlusconi cree que la victoria de Bersani mejora sus chances electorales, según el diario La Repubblica y esto a su vez agudiza la crisis interna del PdL.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario