El Mundo

En Ecuador acusan a Correa por las protestas

El gobierno de Ecuador acusó a los seguidores del ex presidente Rafael Correa de haber organizado las protestas callejeras contra el aumento de los combustibles, que derivaron en graves episodios de violencia que llevaron a las autoridades a declarar el estado de excepción.

Martes 08 de Octubre de 2019

El gobierno de Ecuador acusó a los seguidores del ex presidente Rafael Correa de haber organizado las protestas callejeras contra el aumento de los combustibles, que derivaron en graves episodios de violencia que llevaron a las autoridades a declarar el estado de excepción.

"Quienes están haciendo esto querían llevar Ecuador a Venezuela. Esto es el correísmo organizado", dijo el secretario de la Presidencia, Juan Sebastián Roldán.Roldán señaló que el movimiento indígena, de fuerte participación en las protestas, ha sido infiltrado y sus líderes perdieron el control de la situación. "El movimiento indígena siempre se ha manifestado en paz", sostuvo el funcionario para reforzar su denuncia sobre la supuesta infiltración.

El presidente Lenín Moreno reiteró su intención de dialogar con las comunidades indígenas, mientras las autoridades cifraron en 477 los arrestos en los disturbios registrados en las manifestaciones. Un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) incluyó un aumento en el precio de los combustibles por la eliminación de fuertes subsidios. Ecuador es un país productor y exportador de hidrocarburos.

En un corto mensaje televisado y repetido profusamente, Moreno aseguró que está decidido a cambiar el país, a que se sancione a quienes han robado y a que se controlen los precios y se castigue a los especuladores. El nuevo pedido de diálogo de Moreno se produce un día después de que el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), Jaime Vargas, asegurara que las posibilidades de diálogo con el gobierno están "cerradas" y amenazara que los "militares y policías que se acerquen a territorios indígenas serán retenidos y sometidos a la justicia indígena". 38 militares y cuatro policías que habían sido "retenidos" el sábado en la comunidad indígena de Nizag fueron liberados luego de una negociación.

Ayer Ecuador amaneció en su quinto día de estado de excepción (estado de sitio) con cortes de numerosas rutas y protestas de grupos que se encamina hacia Quito. El centro de Quito se mantenía militarizado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario