El Mundo

En Chile se impuso en forma arrasadora la reforma constitucional

Un 77 por ciento aprobaba anoche archivar la Carta Magna heredada de Pinochet y convocar a una Constituyente para redactar una nueva.

Lunes 26 de Octubre de 2020

La reforma constitucional en Chile ya es una realidad. En el referendo convocado ayer, la opción "Apruebo" se imponía con un contundente 77,5 por ciento de los votos, contra un 22,5 por ciento de la opción "Rechazo", cuando iban escrutados el 19,05 por ciento del total, informó el Servicio Electoral (Servel). Más tarde, con el 69,82 por ciento de mesas escrutadas, esos porcentajes casi no habían variado: 78 por ciento a 22 por ciento. Todos en Chile, tanto oficialistas como opositores, daban por descontado que el "Apruebo" se impuso con holgura abrumadora, sin margen para las dudas.

En tanto, la segunda opción, "Convención Constitucional", que determina el tipo de órgano que redactará la futura Carta Magna chilena, lograba el 79,18 por ciento. contra el 22,82 por ciento que sumó la Convención Mixta Constitucional, contados en este caso un 2,24 por ciento. Esto significa que la mayoría eligió una Asamblea Constituyente solo conformada por elegidos exclusivamente para esa función. La alternativa de Convenció Mixta implicaba que la mitad de los constituyentes serían parlamentarios ya elegidos. En Chile hasta hoy regía la reforma constitucional por enmiendas en el Congreso.

Mientras avanzaban los cómputos, la Plaza Baquedano, rebautizada "Plaza de la Dignidad" por los manifestantes de izquierda protagonistas del violento estallido social de octubre de 2019, se iba llenando de miles de personas.

El presidente del Servicio Electoral de Chile (Servel), Patricio Santamaría, pronosticó, a poco más de tres horas del cierre de las mesas, que el plebiscito constitucional "va a ser el proceso de participación más grande desde el 2012 cuando se estableció el voto voluntario". "Hemos visto un alto interés por participar, locales de votación con muchas personas. Viendo el compromiso, la constitución de las mesas, la afluencia de electores, nos da la impresión de que vamos a superar la votación más alta de los últimos ocho años que fue la que eligió al presidente Sebastián Piñera con el 49,2 por ciento", dijo en declaraciones a radio Universo.

Los primeros resultados llegaron a las 20 de anoche (misma hora en Argentina). Luego a las 21.30 dio el resultado parcial con 77,5 por ciento de los votos a favor de "Apruebo", contra un 22,5 por ciento de la opción "Rechazo", cuando iban escrutados el 19,05 por ciento de los votos.

El presidente del Servel comentó asimismo algunos hechos que marcaron la jornada, como los arrestos por fotografiar los votos o un joven que dijo a modo de broma que llevaba una bomba.

"Hay graciosos siempre. Son cosas habituales, hemos vivido en otros procesos cosas puntuales, marcan un hecho que genera una cierta reacción, pero que en balance general hay que dejarlo pasar", expresó."Si hoy tenemos una altísima votación a la que no estábamos acostumbrados hace 8 años, tenemos que darnos por satisfechos", concluyó.

En un ambiente de tranquilidad y largas filas, millones de chilenos sufragaron en un plebiscito histórico que decidía el reemplazo de la Constitución instaurada por la dictadura militar hace cuatro décadas. La jornada, a la que fueron convocados 15 millones de ciudadanos, tuvo lugar a un año del violento estallido social y las gigantescas protestas subsiguientes contra las desigualdades sociales en Chile, que empujaron a un acuerdo político para la realización del referéndum constitucional de ayer. Este se desarrolló, además, en medio de estrictas medidas sanitarias por la pandemia.

"Tenemos la oportunidad histórica de cambiar la Constitución de (Augusto) Pinochet y porque quiero un Chile mejor, un mejor futuro para mis nietos, para que todo el mundo tenga los mismos derechos'', manifestó a Associated Press una mujer que se identificó como Patricia, de 75 años, luego de votar.

La jornada transcurrió en paz y contrastó con las protestas masivas y los actos de violencia callejera que marcaron el primer aniversario del estallido social hace una semana. En esos actos se incendiaron dos iglesias y se vandalizaron comercios a pocos metros donde unas 30.000 personas conmemoraban la fecha.

Temprano, el presidente Sebastián Piñera, declaró tras emitir su voto: "Creo que la inmensa mayoría de los chilenos queremos cambiar, modificar nuestra Constitución''. El plebiscito "es el comienzo y no el fin'' del futuro chileno, agregó el mandatario. La mayoría del oficialismo quería que siga la actual Carta Magna, mientras la oposición de izquierda impulsaba una nueva ley fundamental. Todos los sondeos previos coincidían en proyectar un amplio triunfo del voto aprobatorio para una nueva Constitución.

Heraldo Muñoz, presidente del opositor Partido Por la Democracia, dijo que "no solo se juega una Constitución, sino un país más justo, más digno, con reformas estructurales". Jacqueline van Rysselberghe, presidenta de la conservadora Unión Demócrata Independiente, señaló que "sea cual sea el resultado, espero que sea pacífico y poder generar los cambios necesarios para el país, y que no pasan por cambios constitucionales''. La derecha también recuerda que la Constitución vigente sufrió 42 enmiendas, de modo que es muy diferente a la de 1980.

De triunfar el "Apruebo'', como todo indicaba anoche, se iniciará un largo proceso constituyente que culminará con un nuevo plebiscito a mediados de 2022 en el que los chilenos votarán si aceptan el nuevo texto constitucional propuesto por los constituyentes.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario