El Mundo

Emocionado hasta las lágrimas, Obama fijó controles a la venta de armas

Violencia armada. Frustrado por la inacción del Congreso, el presidente de Estados Unidos lloró al recordar la matanza de 20 niños en Newtown, Connecticut en 2012.

Miércoles 06 de Enero de 2016

Visiblemente emocionado, el presidente estadounidense, Barack Obama, anunció ayer más controles en la venta de armas y dijo que se exigirá mayores revisiones de antecedentes criminales para evitar nuevas matanzas en el país. "El lobby de las armas puede mantener como rehén al Congreso, pero ellos no pueden mantener como rehén a Estados Unidos", dijo Obama, que anunció ayer un paquete de medidas para controlar las armas, frustrado ante la inacción del Congreso, controlado por los republicanos, en la materia. "No vamos a aceptar que la masacre sea el precio de la libertad" de portar armas, añadió el mandatario, quien defendió la "urgencia" de actuar, ya que cada año mueren 30.000 personas en Estados Unidos en incidentes con armas, ya sea por suicidio, violencia doméstica, tiroteos callejeros o accidentes.

"Cada vez que pienso en esos niños me enfurezco", dijo un emocionado Obama, secándose las lágrimas, al recordar la matanza en diciembre 2012 en la escuela Sandy Hook en Newtown (Connecticut), donde fueron asesinados 20 niños y 6 adultos. "Y por cierto, eso ocurre cada día en las calles de Chicago", añadió. Aunque Obama cree en la Segunda Enmienda de la Constitución que garantiza el derecho a portar armas, piensa que es necesario que haya un mayor control para que éstas no caigan en manos de criminales ni de enfermos mentales. El mandatario aseguró que la extensión de la exigencia de las revisiones de antecedentes penales de los compradores de armas "no es un complot para quitar las armas a todo el mundo", como sostienen algunos políticos republicanos. "Si pasan la revisión de antecedentes penales, pueden comprar un arma", dijo Obama, quien anunció una serie de medidas para tapar los agujeros que había en la legislación y que permitían que un criminal violento pudiera hasta ahora comprar un arma en internet o en una feria de armas sin que se revisaran sus antecedentes criminales. En las armerías sí lo exigían.

Obama anunció que cualquier persona que venda armas deberá obtener una licencia y llevar a cabo revisiones de antecedentes penales de sus clientes, o en caso contrario, podría ser condenado. El presidente también anunció que pedirá fondos al Congreso para contratar a 200 nuevos agentes e investigadores de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) para garantizar que se cumpla la legislación en material de armas. Y también pedirá una partida de 500 millones de dólares para invertir más en servicios de salud mental. Además anunció que se exigirá a los vendedores de armas que den parte con más frecuencia cada vez que un arma se pierde o es robada. Y recordó la necesidad de mejorar la tecnología de seguridad de armas. "Si no puedes desbloquear tu teléfono si no tienes la huella dactilar correcta, ¿por qué no podemos hacer lo mismo con las armas?", se preguntó el presidente. "Si una aplicación te puede ayudar a encontrar tu tablet perdida, no hay razón para que no podamos hacerlo con una pistola robada. Si un niño no puede abrir un frasco de aspirinas, deberíamos asegurarnos que no puede apretar el gatillo de un arma", señaló el presidente, rodeado de víctimas de la violencia de las armas y familiares.

Obama, que exigió al Congreso que legisle en la materia, también quiere que la Agencia Federal de Investigaciones (FBI) contrate a 230 examinadores más de antecedentes penales, para acelerar el proceso. La legislación actual establece que si la revisión de antecedentes criminales tarda más de tres días, el comprador pueda adquirir el arma sin que se haya comprobado si es apto o no para poseer una.

Las medidas de Obama fueron criticadas por los republicanos, mientras que fueron muy aplaudidas por los demócratas. "Menoscaba la Segunda Enmienda y no hace nada para mantener a la gente a salvo. Barack Obama está obsesionado con menoscabar la Segunda Enmienda", dijo el precandidato republicano Marco Rubio. En cambio, la precandidata demócrata Hillary Clinton dio las gracias a Obama "por dar un paso crucial hacia delante ante la violencia de armas".

Mañana, Obama participará en Virginia en un foro con ciudadanos sobre cómo reducir la violencia causada por las armas.

Retórica política

La Asociación Nacional del Rifle (NRA), el principal lobby pro armas de EEUU, acusó al presidente de hacer “retórica política” y de “distraer la atención”, en vez de ofrecer “soluciones significativas” ante la inseguridad de los estadounidenses. La NRA aseguró que seguirá luchando para defender el derecho de los estadounidenses a portar armas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario