El Mundo

El tsunami Marina Silva pierde fuerza en Brasil

La líder ambientalista llega a la recta final de la campaña presidencial debilitada por los duras críticas de sus contendientes.

Miércoles 01 de Octubre de 2014

Cuando faltan cinco días para los comicios presidenciales brasileños, la líder ambientalista Marina Silva llega a la recta final de la disputa debilitada por los duros ataques que enfrenta por parte de sus rivales. La candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB), que entró en la campaña electoral en agosto como un "tsunami" y llegó a conquistar un 34 por ciento de las preferencias, tiene ahora un 25 por ciento, según el Instituto Datafolha.

La caída se debe principalmente a la ofensiva de sus dos principales rivales: la presidenta Dilma Rousseff —quien todavía lucha por conquistar la reelección en la primera vuelta electoral y así evitar el ballotage— y por el senador socialdemócrata Aécio Neves, quien marcha tercero y aspira a superar a la ambientalista y avanzar a la segunda ronda. La estrategia de Neves y Rousseff de presionar a Silva volvió a quedar evidente durante el penúltimo debate televisivo entre los candidatos a la presidencia, realizado el domingo último por la red Record.

Durante el programa, que se prolongó hasta la madrugada del lunes, Rousseff dejó en claro que su principal prioridad era atacar a Silva, a quien acusó, entre otras cosas, de mentir a los electores al afirmar que, cuando era senadora, votó en favor de un impuesto sobre movimientos financieros (CPMF) destinado a financiar la mejoría de los servicios públicos del país. "Actitudes como estas generan inseguridad. Gobernar a Brasil requiere de firmeza, coraje, posiciones claras y actitudes firmes", disparó la mandataria.

Neves, por su parte, dijo que, cuando formaba parte del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff (hasta 2008), Silva se calló sobre la estrategia de la agrupación de lanzar "ofensas, calumnias y rumores" contra sus rivales en elecciones. "Estas prácticas siempre existieron, y no me acuerdo de una palabra suya contra este tipo de política", expresó el senador del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), al aludir a las quejas de la ex senadora sobre las "mentiras" lanzadas por el PT para desgastar su candidatura.

Según los analistas políticos, el gran desafío de Silva en los últimos días de campaña es el de mantener vivas sus posibilidades de avanzar a la segunda vuelta en las urnas del 5 de octubre, y luego intentar aprovechar la campaña hacia el ballotage para imponerse sobre Rousseff, quien lidera con comodidad la disputa, con un 40 por ciento de las preferencias, según el Datafolha.

Hasta ahora, Silva se abstuvo de lanzar ataques duros contra sus rivales: "Prefiero el debate al embate", suele afirmar, argumentando que su propuesta se basa en una "nueva política", y que la estrategia adoptada por Rousseff y Neves representa precisamente la "vieja política".

El comentarista político Josias de Souza, del portal UOL, afirmó sin embargo que el debate en la TV Record demostró que la ambientalista debería revisar su estrategia: "Tras seguir la paliza de la noche pasada, uno de sus aliados dijo que Marina quizás debiera considerar la hipótesis de meterse en la pelea de una buena vez".

Pérdida de energía. Las encuestadoras brasileñas no realizan sondeos para verificar la reacción de los electores a los debates de televisión, pero la analista política Tereza Cruvinel se manifestó convencida de que el debate del pasado domingo "seguramente favoreció Dilma", ya que Silva "no logró disimular la pérdida de energía y el cansancio por el combate".

La analista apuntó además que, de repetirse esa situación en el debate de mañana a la noche en la TV Globo —que cerrará formalmente la campaña electoral—, ello podría favorecer a Aécio Neves, "quien apuesta todo por superar la distancia de nueve puntos porcentuales que lo separan de la ex senadora (Silva)... para quitarle el cupo hacia la segunda vuelta".

No obstante, la comentarista admitió que los pocos días que faltan para la elección hacen improbable un cambio drástico en el panorama actual, que apunta hacia un triunfo de Rousseff en la primera vuelta y en una disputa de la mandataria con Marina Silva en la segunda ronda.

Dilma extiende su ventaja

Dilma Rousseff extendió su ventaja sobre Marina Silva y ganaría una segunda vuelta en las elecciones de la mayor economía de América latina por 8 puntos porcentuales, según un sondeo conocido ayer. La encuesta de Datafolha mostró que Rousseff tiene el 49 por ciento de apoyo frente al 41 por ciento de Silva en una simulación del esperado ballotage, duplicando la diferencia de 4 puntos porcentuales que tenía en el sondeo previo divulgado el viernes último.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario