El Mundo

El Tribunal Supremo de Venezuela habilitó al opositor Manuel Rosales

El ex gobernador de Zulia dirige el partido Un Nuevo Tiempo, el único de las fuerzas de la MUD que aún no decidió si se presenta a las municipales

Miércoles 01 de Noviembre de 2017

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela suspendió ayer provisoriamente la inhabilitación política que pesaba sobre el ex candidato presidencial opositor Manuel Rosales, cuyo partido aún no anunció si concurrirá a las elecciones de alcaldes de diciembre, de las cuales se abstendrá la mayoría de las fuerzas adversarias al gobierno central. El fallo se conoció simultáneamente con un informe de la filial local de la organización Transparencia Internacional según el cual el gobierno chavista no perdió ninguno de los juicios que le fueron entablados ante el TSJ por motivos relacionados con la actividad política.

Mientras tanto, las divergencias dentro de la oposición se reflejaron en la suspensión de la sesión prevista para ayer en la Asamblea Nacional (AN), el Parlamento unicameral con mayoría opositora, y en la inscripción de algunos candidatos para las elecciones municipales de diciembre.

El TSJ declaró "procedente" un recurso de amparo que pedía suspender la inhabilitación por siete años y medio para ejercer cargos públicos que la Contraloría General de la República (CGR) le impuso en 2014. Rosales fue gobernador del Estado Zulia (2000-08), alcalde de su capital, Maracaibo (1996-2000 y 2008-09), y candidato presidencial opositor en 2006, derrotado por el fallecido ex mandatario Hugo Chávez. En 2009, acusado de enriquecimiento ilícito por el gobierno chavista, se exilió en Perú y regresó en octubre de 2015 a Venezuela, donde fue detenido y liberado dos meses después. El ex gobernador dirige el partido socialdemócrata Un Nuevo Tiempo (UNT), la única de las cuatro fuerzas políticas más numerosas de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que hasta ahora no anunció si concurrirá o no a los comicios municipales de diciembre, mientras las otras tres ya informaron que se abstendrán de participar. "El gobierno quiere dividirnos porque es el único camino donde puede avanzar", afirmó, sin embargo, Rosales en Twitter.

Mientras se conocía el fallo que benefició a Rosales, Transparencia Venezuela divulgó un informe que señala que "el gobierno venezolano ha resultado invicto en los procesos judiciales iniciados en su contra ante el TSJ cuando el factor político está involucrado". "De allí que los 5.701 juicios (por otros motivos) que habría perdido el Poder Ejecutivo ante esta instancia, de acuerdo al reciente alegato de una representante del gobierno ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), no son prueba de la imparcialidad del máximo organismo judicial", subraya el documento. Transparencia afirmó que "en Venezuela existe una evidente relación entre la Justicia y la política", y recalcó que "si bien el Estado no resulta ganador en todos los juicios en su contra, sí obtiene la victoria en el ciento por ciento de los procesos cuando la política se encuentra involucrada".

Por otra parte, las disidencias dentro de la oposición —hechas públicas tras las elecciones de gobernadores y reforzadas a partir de la convocatoria a comicios de alcaldes— tuvieron ayer nuevos capítulos con la suspensión de la sesión de la AN y la inscripción de candidatos. "Cumplo con el deber de informar que por la irresponsable inasistencia de algunos diputados, suspendimos la sesión prevista para hoy (por ayer)", informó por Twitter el presidente de la AN, Julio Borges, y prometió publicar "en breve" la nómina de los legisladores que "no asistieron" a "cumplir con sus funciones". Entre otros temas, los diputados tenían previsto continuar debatiendo el resultado de las elecciones de gobernadores, en las que la oposición sufrió una holgada derrota que no había sido anticipada por las encuestas ni por los analistas. La MUD acusó al gobierno de haber cometido fraude en esos comicios pero surgieron en su seno cuestionamientos cruzados acerca de la estrategia asumida por cada uno de sus partidos. Esas divergencias se profundizaron pocos días después, cuando cuatro de los cinco gobernadores electos resolvieron jurar ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) plenipotenciaria, a la que la oposición desconoce, tras prometer que no lo harían. Y una vez que la ANC ordenó realizar en diciembre las elecciones de alcaldes, la mayoría de los partidos opositores resolvió abstenerse mientras otras fuerzas y dirigentes anunciaron que concurrirán.

De hecho, el ex alcalde Enzo Scarano —destituido y encarcelado por el gobierno chavista en 2014— anunció que habrá candidatos opositores en los 14 municipios del estado Carabobo, entre los cuales figuran algunos pertenecientes a UNT. Sin embargo, la secretaria general de UNT, Nora Bracho, advirtió ayer, a través de Twitter, que el partido seguía "en discusión sobre participar o no en las elecciones municipales". Aunque los comicios todavía no tienen fecha precisa de realización —apenas se sabe que serán en diciembre—, el plazo para la inscripción de candidatos a alcaldes, abierto el lunes, vencerá hoy y luego, hasta el viernes, la autoridad electoral tendrá tiempo para admitir o rechazar las postulaciones.

En carrera. Manuel Rosales se presentó como candidato presidencial en 2006, donde fue derrotado por Chávez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario