El Mundo

El Tribunal Supremo de Brasil resolvió que Lula siga en prisión

La segunda sala del Supremo Tribunal Federal (STF) decidió rechazar los dos habeas corpus presentados por la defensa del ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

Miércoles 26 de Junio de 2019

La segunda sala del Supremo Tribunal Federal (STF) decidió rechazar los dos habeas corpus presentados por la defensa del ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

Por cuatro votos contra uno, la segunda corte del Supremo Tribunal Federal (STF) rechazó un primer recurso que pedía la libertad del exmandatario de izquierda (2003-2010), cuestionando una decisión tomada por un juez de un tribunal superior, que se anunciaba con pocas chances de ser aceptado.

Pero el segundo recurso, que fue colocado en discusión a continuación, pidió la libertad de Lula, que desde abril de 2018 purga una pena de ocho años y 10 meses de cárcel, y la anulación del fallo pronunciado por Sergio Moro. Y fue rechazado por 3 a 2.

El recurso fue presentado en diciembre pasado, después de que Moro aceptara ser ministro de Justicia del presidente ultraderechista Jair Bolsonaro, quien derrotó en las presidenciales de octubre al delfín de Lula, Fernando Haddad.

Pero sus argumentos ganaron fuerza tras la publicación este mes por el portal The Intercept Brasil de presuntos mensajes de Moro con los fiscales de Lava Jato, que aparentan una voluntad de perjudicar políticamente al expresidente.

Y el caso fue retomado por la corte ayer.

Dos magistrados ya se habían pronunciado en diciembre contra la libertad del expresidente. El tercero en votar, Gilmar Mendes, propuso este martes postergar la decisión definitiva pero conceder la libertad provisoria a Lula hasta que la corte pueda analizar mejor los cuestionamientos a Moro, teniendo en cuenta las revelaciones de The Intercept.

La sentencia de Moro lo consideró culpable de corrupción y lavado de dinero por beneficiarse de un apartamento tríplex puesto a su disposición por una de las constructoras involucradas en el escándalo de sobornos de Petrobras.Lula, de 73 años, se declara inocente y afirma que Moro formó parte de una conspiración para impedir el retorno de la izquierda al poder.

Pero la historia podría dar un giro favorable al expresidente, si la máxima corte del país —que vela por principios constitucionales como el derecho a la legítima defensa— considerase que Moro no actuó con imparcialidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario