El Mundo

El temor a vivir como en Venezuela polariza la campaña electoral en Colombia

El término es usado tanto por los candidatos de ambos frentes para asustar o alentar al electorado

Sábado 26 de Mayo de 2018

"No quiero vivir como venezolano. Duque presidente. El futuro es de todos". El texto se leía en una valla que apareció a comienzos de este mes en la ciudad colombiana de Bucaramanga, pero fue retirada en medio de denuncias de sectores que compararon la publicidad política con un acto de xenofobia. Aunque el candidato Iván Duque negó tener relación con el mensaje, el texto de la valla resume en buena parte el contenido de la campaña de cara a las elecciones presidenciales de mañana, en la cual la palabra "castrochavismo" ha sido una de las más pronunciadas.

   Duque, el candidato del partido opositor de derecha radical Centro Democrático, la repitió para afirmar que quienes están a su izquierda en el espectro ideológico pretenden implantar en Colombia modelos parecidos a los de Cuba y Venezuela. Y también la usaron los candidatos aludidos por Duque, como Gustavo Petro, Sergio Fajardo o Humberto de la Calle, para desestimar la hipótesis del político derechista y afirmar que se trata de una estrategia para sembrar el temor. Germán Vargas Lleras la usó para decir que él está en el centro de sus rivales de derecha e izquierda.

Contra el acuerdo de paz

El candidato del Centro Democrático, el partido que lidera el ex presidente Alvaro Uribe, promete que modificará el acuerdo de paz que permitió la desmovilización de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y asegura que sus rivales quieren dejar en la impunidad los crímenes cometidos por los ex guerrilleros. colombianos. "El populismo no le puede servir a este país, ya Bogotá lo experimentó y casi destruye esta ciudad (...) Lo primero que tendríamos que hacer es evitar que gane, por eso queremos ganar las elecciones, para que Colombia no tenga el espejo de Venezuela", dijo hace poco Duque en referencia a Petro, del movimiento izquierdista Colombia Humana y quien fue alcalde de la capital.

   En su defensa, Petro, quien junto con Duque ha estado en los primeros lugares en las encuestas de las últimas semanas, asegura que no se identifica con el gobierno venezolano y que es su contendor quien predica un discurso populista que le resulta parecido al del presidente Nicolás Maduro. "El camino de Duque es el camino de Maduro. Duque es un «castrochavista» de derecha", replica Petro. Y para apartarse más de quienes lo señalan de ser un político cercano a Maduro, Petro afirma: "Si me preguntan si Maduro es hoy un dictador, yo digo que sí". "Con altos precios del petróleo, (Hugo) Chávez permitió pluralismo en medio de tensiones como el golpe de Estado que sufrió en 2002, las huelgas, etc. Ese pluralismo era el que había que mantener o aumentar. Maduro, en cambio, mata", dijo Petro en una entrevista con la revista estadounidense Newsweek.

   Los dardos de Duque también han sido lanzados contra De la Calle, el candidato del Partido Liberal, que forma parte de la coalición de gobierno que respalda al presidente saliente Juan Manuel Santos pero decidió buscar la jefatura del Estado por cuenta propia.

Acusación

De la Calle fue el jefe del equipo negociador del gobierno en el proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y es acusado por el sector político que se opuso a la negociación de aceptar las exigencias de los ahora ex guerrilleros. "Hay quienes dicen que soy «castrochavista». Cuando me dicen eso yo lo niego, pero eso queda en nada, entonces decidí acudir a un testimonio genuino de hace 15 o más años cuando todavía no estaban de por medio las campañas presidenciales y donde está mi visión de lo que es el socialismo del siglo XXI", dijo De la Calle.

   Esas palabras fueron pronunciadas la semana pasada en el relanzamiento de su libro "El día que Chávez renunció" (Editorial Norma, 2008), en el cual De la Calle cuestiona los modelos político y económico que imperan en el vecino país.

   Para la directora de la Misión de Observación Electoral, Alejandra Barrios, el uso del término "castrochavista" para atacar a los rivales es un reflejo de la polarización que sigue viviendo Colombia desde el proceso de paz con las Farc y que pone a los electores a votar no por el candidato que tenga las mejores propuestas sino en contra de quien no quieren ver como presidente. "¿Qué es «castrochavista»? Uno le dice al otro «castrochavista» de izquierda y el otro le responde diciéndole «castrochavista» de derecha, pero nadie sabe eso qué es. ¿De qué política pública están hablando? Solo se están señalando con un adjetivo que suena a insulto pero que no tiene contenido", concluyó Barrios.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario