El Mundo

El separatista catalán Torra da un ultimátum a un débil Pedro Sánchez

El gobierno socialista español de Pedro Sánchez ha abierto una puerta al nuevo Ejecutivo separatista de Cataluña, al reunirse durante más de dos horas con su titular, Quim Torra.

Martes 10 de Julio de 2018

El gobierno socialista español de Pedro Sánchez ha abierto una puerta al nuevo Ejecutivo separatista de Cataluña, al reunirse durante más de dos horas con su titular, Quim Torra. Este ha emplazado casi en tono de ultimátum al débil gobernante socialista. "Cualquier solución al problema catalán pasa por reconocer el derecho de autodeterminación", le advirtió, a la vez que "no descarta ninguna vía para conseguir la independencia". En la extensa reunión realizada en la capital de España se dio inicio al deshielo entre Madrid y Barcelona.

Torra, presidente de la Generalitat, valoró positivamente la reunión con Sánchez, a la que caracterizó como "larga, sincera y franca". Sin embargo, y a diferencia de la versión edulcorada que dio del encuentro el gobierno español, Torra afirmó que los dos temas de fondo que se abordaron, la autodeterminación y la situación de los políticos catalanes presos por delitos de sedición, se mantienen sobre la mesa. "Esta reunión no ha servido para convencer a ninguno", ha dicho, "pero sí para que se reconozca la existencia de dos proyectos políticos. Sí he visto un presidente Sánchez que escuchaba y tomaba notas", ha explicado Torra. El presidente de la Generalitat asegura haberle puntualizado a Sánchez que "cualquier solución al problema catalán pasa por reconocer el derecho de autodeterminación" y además que su gobierno "no renuncia a ninguna vía para conseguir la independencia".Torra también ha insistido ante Sánchez, según su versión, en que es "indecente" que siga habiendo "presos políticos" en referencia al ex vicepresidente y los ex consejeros de la Generalitat, así como la ex presidenta del Parlamento regional y los ex presidentes de la ANC y de la ONG Omnium. Torra ha reclamado a Sánchez que "ponga fin a la ofensiva policial y judicial contra el independentismo".La clave de los futuros encuentros y negociaciones debe ser, ha exigido el catalán, "cómo debe ejercerse el derecho a votar" la independencia de los catalanes. Esto en su opinión es "algo irrenunciable". El de ayer seríaes el primer encuentro formal de trabajo entre ambos líderes, que llegaron recientemente a sus respectivos cargos. Pero el tono imperativo de Torra ha caído pésimo entre muchos españoles, que han percibido a un presidente del gobierno español sumiso y callado.

La crisis catalana se precipitó en los últimos años y se desmoronó por completo el año pasado. El entonces presidente del gobierno catalán, el hoy exiliado Carles Puigdemont, impulsó un proceso radical de separación de España que culminó con un referendo ilegal y una declaración de independencia que forzó al Tribunal Supremo y al Ejecutivo español de Mariano Rajoya a destituir al Ejecutivo catalán. Puigdemont se fugó del país, para recalar en Bélgica, primero, y en Alemania actualmente. Muchos de sus consejeros fueron detenidos, así como la presidenta del Parlamento regional. Este había aprobado una declaración para crear en la región española una república independiente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario