El Mundo

El Senado quiere archivar el tema, el presidente no

El presidente Donald Trump y el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, están estudiando cómo actuará esa cámara en el juicio político del mandatario.

Miércoles 11 de Diciembre de 2019

El presidente Donald Trump y el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, están estudiando cómo actuará esa cámara en el juicio político del mandatario. Se da por seguro que el Senado, dominado por los republicanos, no darán lugar a la acusación que les llegará desde la Cámara baja. Pero hay una creciente división entre Trump y McConnell sobre el tema, según la CNN.

En conversaciones con la Casa Blanca, el senador republicano de Kentucky ha dejado claro que espera poner fin al juicio tan pronto como pueda, un modo de proteger su electorado. Eso incluye según la cadena CNN, una enemiga declarada de Trump, una presión constante de McConnell hasta que se asegure los votos para absolver al presidente y cerrar el caso. Pero puede ser que dure "el show" sea el real deseo de Trump. Ha dejado claro a los asesores que en lugar de terminar el juicio lo antes posible, espera que ocurra algo dramático, afirma CNN citando a dos personas familiarizadas con su pensamiento. Quiere que Hunter Biden, el hijo del senador Joe Biden comprometido en negocios poco claros en Ucrania, el representante demócrata Adam Schiff y el informante de identidad protegida en el caso de sus presiones sobre Ucrania, testifiquen. Quiere que los testimonios sean en vivo y no solo fragmentos de declaraciones grabadas. Y espera convertirlo en un espectáculo, que él cree que es su mejor oportunidad para perjudicar a los demócratas en las elecciones de 2020.

Las personas cercanas al presidente dicen que Trump ha estado observando como los testimonios en la Cámara baja durante horas. Al parecer cree que ese proceso se dará vuelta en el Senado, no solo porque esta Cámara dará de baja la acusación de Representantes, sino también porque los interrogatorios allí, conducidos por republicanos, serían a su favor.

A propósito de este aspecto, ayer el representante demócrata Ralph Nadler, el verdadero impulsor del juicio político en la Cámara baja, señaló que Nadler dijo que el caso contra Trump es claro, después de que "múltiples funcionarios testificaron que la exigencia del presidente de una investigación a sus rivales fue parte de su agenda política personal, y no relacionada con los objetivos de política exterior de Estados Unidos. La integridad de nuestra elección está en juego". Al parecer, Trump desea una revancha de testimonios a su favor en el Senado y no se contenta solamente con el archivo rápido de la acusación, como desean hacer los senadores republicanos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS