El Mundo

El Senado inicia la segunda fase del "impeachment" contra Trump

Después de recibir la acusación desde la Cámara baja, se inició el estudio de los cargos. La mayoría republicana "blinda" al presidente.

Viernes 17 de Enero de 2020

El Senado de Estados Unidos inició formalmente el juicio político al presidente Donald Trump con una lectura pública de las acusaciones en su contra y la presencia del presidente de la Corte Suprema John Roberts. La Cámara alta del Congreso se erige así en un tribunal para juzgar al máximo cargo del Poder Ejecutivo. La acusación fue formalizada por la Cámara de Representantes, luego de un retraso en el envío de los cargos al Senado que resultó una maniobra fallida de la presidenta Nancy Pelosi.

Los demócratas deseaban condicionar la lista de testigos que citará el Senado, de mayoría republicana y que según todas las anticipaciones, desechará los cargos y declarará inocente a Trump. Este año Trump buscará su reelección en noviembre. Todo indica que ganará fácilmente al adversario demócrata, que saldrá de los numerosos precandidatos del partido. Los republicanos afirman que el "impeachment" es un intento de los demócratas por horadar la imagen de Trump ante la certeza de que no podrían competir con él en condiciones normales.

Los legisladores de la Cámara baja de la Comisión de Inteligencia caminaron precedidos por un funcionario de protocolo y atravesaron la imponente rotonda que divide a ambas Cámaras. Ante el Senado, leyeron las acusaciones en voz alta, tras lo cual Roberts tomó juramento a los 100 senadores, comprometiéndolos a aplicar justicia de manera imparcial.

El procedimiento es una prueba no sólo de su Presidencia, sino del equilibrio de poderes entre las tres ramas del gobierno. Varios senadores están compitiendo para ser el candidato presidencial demócrata y enfrentar a Trump en las elecciones de noviembre.

Trump califica el proceso de "una farsa", mientras los demócratas y la gran mayoría de los medios de comunicación, que son muy críticos de Trump, señalan que han surgido "nuevas pruebas" de que presionó al gobierno de Ucrania para que investigue a sus rivales políticos, al tiempo que le retenía asistencia financiera aprobada por el Congreso.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, declaró que las nuevas evidencias ratifican la necesidad de que el Senado llame a más testigos para que hablen de las acciones de Trump en Ucrania.

Pelosi señaló que usualmente ese tipo de hechos serían investigados por un fiscal especial, pero dudó que eso ocurra ahora. "Esto es un ejemplo de lo que hacen los secuaces del presidente y espero que los senadores no se conviertan en los secuaces del presidente", disparó Pelosi, exasperada porque su táctica de dilatar el envío de la acusación no funcionó.

Trump está acusado de "abuso de poder" al presionar a Ucrania a que investigara al demócrata Joe Biden, ex vicepresidente y precandidato presidencial demócrata. Como tal es un posible contrincante de Trump en las elecciones de noviembre próximo. Mientras los funcionarios de Trump y él mismo, según una conversación telefónica, presionaban al presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski y le retenía ayuda financiera al país europeo. El segundo cargo contra Trump es por obstruir las labores del Congreso, ya que se negó a cooperar con la pesquisa, impidiendo la entrega de documentos o la presentación de testigos.

Poco antes, la Oficina de Rendición de Cuentas (GAO por sus siglas en inglés) precisó en un informe que la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca violó la ley al congelar la ayuda. Según un informe de Fox News, la GAO emitió una "opinión legal" en el que afirma que la administración del presidente Trump violó la ley al retener ayuda de Defensa a Ucrania. Eran 214 millones de dólares que habían sido asignados al Departamento de Defensa para asistencia a Ucrania. Ese monto fue asignado por el Congreso, y por lo tanto el Ejecutivo no tenía el derecho de retenerlo, dictaminó ayer la GAO, que es un organismo de control no partidario. "La fiel ejecución de la ley no permite al Presidente sustituir sus propias prioridades políticas por las que el Congreso ha promulgado como ley", dijo el dictamen.. "La Oficina de Administración y Presupuesto retuvo los fondos por una razón política, no por un retraso programático. Por lo tanto, concluimos que la Oficina violó la ICA (la ley de Control de Embargos)", sentenció la GAO.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario