El Mundo

El PT tiene la mejor imagen entre los partidos de Brasil

Según Datafolha, la fuerza política creada por Lula aumentó un 81 por ciento sus preferencias desde el juicio político y destitución de Dilma Rousseff, en 2016.

Jueves 26 de Abril de 2018

El opositor Partido de los Trabajadores, que prepara para el 28 de julio el lanzamiento oficial de la candidatura del detenido ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, es la fuerza política con mejor imagen de Brasil y recibió más de 3.000 afiliaciones desde que su líder está preso. Según una encuesta divulgada por Datafolha, del diario Folha de Sao Paulo, el partido fundado por Lula en 1980 cuenta con el respaldo del 20 por ciento del electorado brasileño, seguido por el Movimiento de la Democracia Brasileña (MDB), al que pertenece el presidente Michel Temer, con 4 por ciento. Según el sondeo, la fuerza del ex presidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), cuenta con el 3 por ciento de apoyo.

El dato más significativo de la encuesta, según Folha, es que el PT aumentó en 81,8 por ciento su preferencia desde el juicio político que destituyó a la presidenta Dilma Rousseff en 2016, cuando el partido tuvo un piso de 11 por ciento. En ese sentido, el PT informó a la justicia electoral sobre el registro de sus afiliados: desde el 7 de abril, cuando Lula fue detenido por corrupción, unas 3.200 personas adhirieron al partido. Esto representa el 30 por ciento de todas las afiliaciones en 2018, que fueron 11.000.

El PT tiene 2,2 millones de afiliados y Lula figura como favorito para ganar la primera y la segunda vuelta en las recientes encuestas. Los datos fueron proporcionados durante la reunión del comité ejecutivo del partido, liderado por la senadora Gleisi Hoffmann, que trazó una hoja de ruta para la campaña electoral, en la que se apuesta a Lula como único plan —por lo menos oficialmente— incluso estando preso. El 28 de julio fue elegido como el día de un encuentro nacional para lanzar la candidatura de Lula, esta vez para cumplir los ritos de la justicia electoral. El 15 de agosto, como todos los otros aspirantes, deberá registrarse la candidatura de Lula ante el Tribunal Superior Electoral, que evaluará si le aplica la Ley de Ficha Limpia, que impide a condenados en dos instancias presentarse a elecciones.

Sin plan B

En las últimas horas aumentaron las especulaciones sobre si el PT debe hacer público un plan B en caso de que Lula no pueda competir. Y estos rumores se alimentaron con la reunión del coordinador de la campaña de Lula, Fernando Haddad, y el precandidato presidencial laborista Ciro Gomes. Haddad dijo que no se discutieron candidaturas. Según la prensa local, ambos se reunieron con Antonio Delfim Netto, ex ministro de Economía de la dictadura militar y Luis Carlos Bresser Pereira, ex ministro del gobierno de José Sarney, ambos alineados en la línea desarrollista del centro político.

La senadora Gleisi Hoffmann ratificó en su cuenta de Facebook que el PT sigue firme con la candidatura de Lula. "El pueblo quiere a Lula libre, a Lula presidente! No hay plan B, porque Lula es inocente", dijo Hoffman, asegurando que su candidatura será aprobada en una convención nacional y registrada ante el tribunal electoral el 15 de agosto.

Un sondeo de Datafolha otorga al ex presidente (2003-2010) una intención de voto de 31 por ciento, seguido por el diputado de ultraderecha Jair Bolsonaro con 15 por ciento, aunque ligeramente por debajo de la encuesta anterior, cuando registraba un 37 por ciento de las adhesiones.

Lula está condenado a 12 años y un mes por corrupción y lavado de dinero y su libertad depende de la interpretación de la corte —algo para lo cual no hay fecha— sobre la constitucionalidad de la prisión en segunda instancia, sin haber agotado todos los recursos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario