El Mundo

El PT se aferra a la transferencia de votos de Lula a su sustituto, Haddad

Anulado Lula por la Justicia, su partido juega a mantener su imagen en la TV y trasladar su popularidad al impopular ex alcalde paulista.

Lunes 03 de Septiembre de 2018

Luego de la anulación de la candidatura presidencial de Lula da Silva por el Tribunal Superior Electoral (TSE) por seis votos a uno el viernes a la noche, la gran pregunta en Brasil es cómo pesará esta ausencia en las ya cercanas elecciones del 7 de octubre.

El nuevo candidato del PT, Fernando Haddad es débil. Pese a que negaba oficialmente tener un "plan B", el Partido de los Trabajadores (PT) de Lula estaba preparado desde hacía tiempo para que el actual candidato a vicepresidente en la fórmula electoral de Lula, el ex alcalde de San Pablo Fernando Haddad, de 55 años, asuma la candidatura presidencial. El aparato de campaña ya está preparado para este escenario.

Cuando emitió su sentencia contra Lula, el Tribunal Superior Electoral (TSE) dio al PT diez días para designar su nuevo candidato. Los plazos son claves para el partido, ya que por ahora no puede usar su valioso espacio televisivo gratuito para publicidad electoral. La exclusión de Lula justo cuando acababa de comenzar el viernes la "franja televisiva" para los partidos políticos es un revés para el PT, que apostaba por la imagen y el arrastre electoral de Lula en televisión.

La incógnita de la transferencia de votos es enorme: el mayor desafío para el PT es conseguir trasladar la popularidad de Lula a Haddad, un político experimentado y de discurso bien elaborado, pero que no tiene carisma. En las últimas encuestas de la consultora Datafolha, Lula alcanzaba el 39 por ciento de apoyos, más del doble que el segundo, pero en un escenario sin Lula Haddad apenas llega al 4 por ciento. El PT, sin embargo, confía en que en la "transferencia" sí sea efectiva en la realidad, a partir de la "proscripción" de su líder encarcelado. "Algunas encuestas que he visto muestran que hay un poder de transferencia muy grande, cerca del 30 por ciento inmediatamente. Es un potencial de más del 80 por ciento", afirmó la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann.

El escenario que vaticinaban las principales encuestas antes de la exclusión de Lula era que los votos del ex presidente se repartirían entre varios candidatos de izquierda. En el último sondeo de Datafolha, la principal beneficiada es la ecologista Marina Silva, que duplica su intención de voto del 8 al 16 por ciento. También Ciro Gomes, del partido de centroizquierda PDT, sube del 5 al 10 por ciento. No obstante, también el voto en blanco se duplica, del 11 al 22 por ciento. En un escenario desfavorable para la izquierda, el bolsón de votos de Lula se podría disolver entre esas varias opciones y favorecer al resto de candidatos.

La "guerra" por la imagen

Ayer, además, continuó la "guerra" para que el PT no use a Lula en su campaña. El Partido Nuevo (Novo), del candidato presidencial Joo Amoédo presentó una solicitud al Tribunal Superior Electoral (TSE) contra la propaganda electoral del Partido de los Trabajadores (PT) del encarcelado y ahora vetado candidato Lula da Silva. El partido acusa a la coalición creada por el PT, "El Pueblo Feliz de Nuevo", de incumplir una orden judicial y de hacer propaganda irregular.

El partido cita la decisión del TSE de impugnar la candidatura de Lula, y las propagandas transmitidas por los "petistas" en la televisión y la radio de este mismo día. Para el Novo, el PT "dejó claro que no está dispuesto a seguir el camino de la legalidad". El partido cuestiona las publicidades en las que Fernando Haddad dice ser candidato a vicepresidente y critica lo que llama "fraude" en relación al hecho de que el ex alcalde paulista sea llamado "representante de Lula". "Se trata de un descarado acto de campaña del candidato impugnado, lo que no sólo incumple la decisión de este tribunal, también viola la legislación electoral en innumerables puntos", afirma el Partido Novo.

Se citan fragmentos de propagandas que, en la evaluación del Novo, transmiten el protagonismo a Lula y no a un candidato habilitado por la Justicia Electoral. El partido afirma que, en el programa en bloque, la tarde y la noche del sábado, Haddad "refuerza la intención de incumplir la decisión que rechazó el registro de candidatura" de Lula al decir que "la decisión está tomada, vamos con Lula hasta el final".

La demanda pide una medida cautelar para retirar once publicaciones de la página de Lula en Facebook, además de la suspensión de la propaganda "en bloque y en inserciones", en radio y TV.

Asimismo, la Justicia de San Pablo ordenó retirar del aire una publicidad de un candidato local del PT por considerar que Lula aparecía mucho tiempo en ella. La publicidad de radio y TV de Luiz Marinho, candidato a la gobernación del Estado, fue prohibida debido a que la voz de Lula estaba presente en ella durante mucho más tiempo que el permitido por la ley electoral brasileña. La medida se tomó ante quejas presentadas por los partidos de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB) y Socialista (PSB).

En el último sondeo, Lula recibió 39 por ciento de apoyos y Haddad apenas 4 por ciento. El voto "lulista" podría dispersarse

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario