El Mundo

El PSOE de Sánchez gana, pero sin superar su anterior resultado

Las elecciones generales han vuelto a dar un "bloqueo": votos repartidos entre cinco partidos y con coaliciones que se consideran "imposibles".

Lunes 11 de Noviembre de 2019

El partido socialista PSOE, del presidente del Gobierno español Pedro Sánchez, ganó las elecciones generales de ayer, pero casi puede decirse que ha fracasado, ante una "repetición electoral" de las anteriores votaciones, ya que se ha estancado en porcentaje de votos y ha retrocedido tres escaños, a 120, y ha perdido casi 800.000 votos respecto a las elecciones del 28 de abril pasado. Con el total escrutado, el PSOE tuvo un resultado que, junto al del resto de las fuerzas políticas, no ayuda a que sume ni el bloque de la izquierda ni el de la derecha para gobernar. Se ha acentuado el así llamado "bloqueo", que se prolonga desde diciembre de 2015. Sin embargo, sí se ha registrado un avance de la ultraderecha de Vox, que se ha quedado con el tercer lugar, mientras el partido liberal Ciudadanos se ha desplomado. Las únicas salidas para formar gobierno ahora son dos: o que Pedro Sánchez alcance un acuerdo con el centroderechista Partido Popular (PP), algo hoy impensable, o que pacte con Podemos y los independentistas catalanes.

El claro triunfador de la jornada fue Vox, el partido ultraderechista de Santiago Abascal, que ha pasado de 24 a 52 escaños, en parte a costa de Ciudadanos, que se ha desplomado y solo ha obtenido 10 escaños frente a los 57 de abril pasado, cuando se votó también en forma adelantada. El Partido Popular (PP) es otro de los ganadores de la jornada, al sumar 22 escaños a los 66 que tenía. Mientras, Unidas Podemos ha perdido 7 parlamentarios pero ha aguantado a pesar de la división con Más País, la nueva formación de Iñigo Errejón. Quien gana terreno en el nuevo Parlamento son los partidos nacionalistas, que pasan de 32 a 36 escaños.

La expectativa que tenía el PSOE de mejorar sus resultados con una repetición electoral se fue difuminando y ayer se ha constatado el fracaso que ha supuesto para Pedro Sánchez la repetición electoral. No ha sumado ningún escaño más y ha perdido tres diputados y más de 770.000 votos. Por el contrario, el triunfador de la jornada ha sido Vox, que ha cumplido con el pronóstico que le daban muchas encuestas. Vox sumará 52 diputados y será la tercera fuerza en el Parlamento, tras lograr situarse como primera fuerza en la región de Murcia y Ceuta. El partido de Abascal ha sumado casi 950.000 votos a los 2,68 millones que logró en abril, ganando casi un 5 por ciento más de apoyos para situarse en el 15,09 por ciento. Ciudadanos perdió 47 diputados y quedó tan solo con 10. Más de dos millones y medio han dejado de votarlo, de los 4,15 millones que lo votaron hace apenas seis meses. De hecho, se ha quedado sin representación en la mayor parte de las regiones.

En su intervención nocturna en la sede central del PSOE, Sánchez ha dado ánimos a la militancia. "Desde el PSOE vamos a actuar con generosidad. Mi empeño es que esta vez sí o sí vamos a conseguir un gobierno progresista. No depende solo del PSOE, los españoles nos han dicho que dependan de distintas fuerzas políticas", arengó Sánchez. Antes había dado "Gracias de corazón", a las bases. "La democracia nos convocó hoy a las urnas y nos ha convocado a partir de mañana a desbloquear a todos los partidos y a un gobierno progresista liderado por el PSOE", lanzó el jefe de gobierno de España.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS