El Mundo

El príncipe William, su esposa Kate y su hermano Harry, juntos

Medios amarillistas especulan sobre la estrecha relación de los miembros más jóvenes de la realeza británica

Domingo 12 de Agosto de 2012

Londres. — El príncipe Harry se acerca a ella, la hace reír, coloca una mano sobre su hombro. Sin embargo, no es un nuevo amorío con quien flirtea el príncipe de 27 años durante la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos, en la carrera de ciclismo en pista o en las competencias de hipismo. Es su cuñada Kate, esposa de su hermano William.

Los tres dan fotos perfectas y suelen andar juntos. Lo mismo ya llamó la atención en los festejos por el 60º aniversario en el trono de Isabel II. Sin embargo, desde que asisten a los Juegos Olímpicos, la gente se pregunta: ¿por qué la joven pareja pasa tan poco tiempo de a dos? Para la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos se espera sólo la asistencia de Kate y Harry, sin William. Los chismes vuelan.

No hay explicación de por qué asistirán ellos dos solos el domingo. William debe trabajar. Eso no acalla a las revistas de chismes de Estados Unidos, que especulan locamente: ¿William se aparta demasiado? ¿Llega demasiado lejos la buena química entre Kate y Harry? Los medios citan frecuentemente las palabras de la difunta madre de William y Harry, la princesa Diana, que dijo alguna vez sobre la entonces amante de Carlos, su actual esposa Camila, que en su matrimonio siempre fueron tres personas.

Los chismes vuelan. Nadie en el Reino Unido va tan lejos. La idea de que detrás de estas apariciones en conjunto hay algo más que una buena relación familiar es considerada completamente absurda. Sin embargo, el tradicional The Times británico le dedicó un artículo a por qué los tres son inseparables durante los actuales Juegos Olímpicos. El rotativo afirmó que era bonito ver a los tres juntos, pero que Harry corre el riesgo de volverse una molestia.

Detrás de la simpatía, podría esconderse algo de estrategia. La reina estableció en los últimos meses un nuevo cuadro familiar: en vez de con todos sus hijos y nietos, se muestra ahora junto al príncipes Felipe, Carlos y su esposa, Camila, así como los hijos de Carlos, Harry y William. Por su parte, los más jóvenes tratan de hacerse su propio lugar. Kate y William se mudaron hace un tiempo de la casa en Londres de Carlos, Clarence House, al palacio de Kensington. En pocos meses les seguirá Harry. A la fundación que crearon juntos William y Harry también fue asociada Kate. También están juntas las oficinas de los tres, aunque pronto cada uno tendrá su secretario privado.

Imagen pública. Harry ya explicó varias veces que para él, Kate es como una hermana. Dado que William y Kate están juntos desde sus épocas en la universidad, se conocen desde hace tiempo. La estrecha relación entre los hermanos, por otra parte, es bien conocida. De acuerdo con el Times, el trío tiene ventajas estratégicas. Cada uno cumple con su rol: Harry es el informal, William el serio y querido y Kate la profesional y ex plebeya. A fines de imagen pública, perfecto.

Harry también le hace la cosa más fácil a Kate. Sin él, al lado de William, que por su posición debe asumir un rol más formal y serio, ella sería apenas un apéndice. El problema de Harry, en cambio, es de otra naturaleza: ¿cómo encontrará a su propia Kate?

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario