El Mundo

El presidente de facto de Honduras acusó a Cristina de tratar "groseramente" a su país"

“La Argentina es un país de gente noble, pero su presidenta  nos ha tratado con grosería”, aseguró Micheletti al ser consultado  por la posición de Fernández de Kirchner en el conflicto hondureño,  tras el golpe de Estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya  el último 28 de junio.

Sábado 26 de Septiembre de 2009

Buenos Aires-  El presidente de facto de  Honduras, Roberto Micheletti, acusó a la mandataria Cristina Fernández de  Kirchner de haber tratado “groseramente” al país centroamericano,  y cuestionó al Gobierno argentino porque “ha habido injerencia y  falta de respeto”.

“La Argentina es un país de gente noble, pero su presidenta  nos ha tratado con grosería”, aseguró Micheletti al ser consultado  por la posición de Fernández de Kirchner en el conflicto hondureño,  tras el golpe de Estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya  el último 28 de junio.

En un reportaje concedido al diario La Nación, Micheletti  recordó que “el propio Zelaya dijo que la presidenta Kirchner era la  más interesada en venir a Honduras cuando él pretendió entrar en  avión”.

“Ella fue a El Salvador y desde allí nos trató groseramente,  como si fuéramos un país de tercera categoría”, disparó el  mandatario de facto.

Micheletti consideró que “ha habido injerencia y falta de  respeto” por parte de la Argentina “hacia un gobierno constitucional”.

“No creo que el pueblo argentino piense como ella (por  Fernández de Kirchner), sin embargo, yo sí la respeto a ella como  presidenta de un país de gente muy noble”, agregó.

Luego, opinó que el Gobierno argentino estaba al tanto de la  intención de Zelaya de entrar en Honduras, que finalmente concretó  la semana pasada asilándose en la Embajada de Brasil de  Tegucigalpa.

“El propio Zelaya ya dijo que México, la Argentina y Brasil  sabían perfectamente lo que iba a hacer. Si lo ha hecho público  Zelaya, Cristina Kirchner tiene que ser responsable de esa declaración  o desmentirla”, puntualizó.

Además, Micheletti se refirió a la situación en la que se  encuentran los funcionarios de la Embajada argentina a los que hace  unas semanas se les pidió que abandonaran Honduras.

“Mire, si seremos bondadosos que no hemos querido hacer  ninguna acción que pudiera herir más los sentimientos de los dos  pueblos. Pregúnteles a ellos (el encargado de negocios, Alejandro Amura,  y otros dos funcionarios que permanecen en la residencia de la  embajada tras el cruce de expulsiones de diplomáticos entre Honduras  y la Argentina) si en algún momento, la policía o la gente los han  tratado mal”, puntualizó.  (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario