El Mundo

El presidente alemán ayuda a Merkel a conformar gobierno

El presidente de Alemania, Frank Walter Steinmeier, se presentó ayer formalmente como árbitro en las negociaciones.

Miércoles 22 de Noviembre de 2017

El presidente de Alemania, Frank Walter Steinmeier, se presentó ayer formalmente como árbitro en las negociaciones para formar la cuarta coalición de gobierno de Angela Merkel y evitar así tener que llamar nuevamente a elecciones. Luego que Merkel negociara por cinco semanas con el Partido Liberal (FDP) y con Los Verdes para formar gobierno y no lograra llegar a un acuerdo, el mandatario socialdemócrata, que ocupa un cargo principalmente protocolar, abrió sus propias consultas con los líderes de los Verdes, Cem Ozdemir y Simone Peter, y con el jefe de los liberales, Christian Lindner.

En las últimas elecciones generales, Merkel volvió a ganar, pero no logró sumar una mayoría propia para gobernar sola. Por otra parte, los socialdemócratas, sus hasta ahora socios de gobierno, se negaron a reeditar la coalición para evitar que la extrema derecha neonazi —que quedó tercera— asuma el rol institucional en el Parlamento de primera fuerza de la oposición.

Reivindicaciones

En este complejo escenario político, los ecologistas se reunieron ayer con Steinmeier y le reiteraron que su fuerza buscó llegar a un compromiso constructivo con los conservadores de Merkel y los liberales, sin renunciar a sus principales reivindicaciones: su política a favor del medio ambiente y su política migratoria de fronteras abiertas. Steinmeier, el ministro de Relaciones Exteriores del tercer gobierno de Merkel, está llamado a desempeñar ahora un papel clave en la búsqueda de soluciones, tanto por las atribuciones de su puesto como por sus dotes diplomáticas.

Al presidente alemán le compete proponer a la Cámara baja un candidato a canciller, que precisará para ser elegido de la mayoría absoluta, en las dos primeras rondas, o mayoría simple, en la tercera, tras lo cual tiene la potestad de nombrarlo o de disolver el Parlamento. Mientras el líder de la socialdemocracia, Martin Schulz, llamó el lunes a unas nuevas elecciones, Steinmeir, un influyente referente de ese país, no hizo mención a esa posibilidad al inaugurar la nueva ronda de negociaciones.

Steinmeier, quien recibirá a Schulz mañana, no puede forzarlo a cambiar de parecer, pero las presiones sobre el líder socialdemócrata pueden crecer en los próximos días, especialmente en la víspera del congreso partidario del 7 al 9 de diciembre próximo.

Con Schulz como candidato, la socialdemocracia se hundió en las últimas generales con el peor resultado de su historia, un 20,5 por ciento, por lo que algunos dentro de la fuerza creen ver en un nuevo comicio la oportunidad para reivindicarse y reposicionarse en el Parlamento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario