El Mundo

El Parlamento de Irak exige lasalida de las tropas de Estados Unidos

La resolución fue aprobada por la mayoría shiíta, mientras las minorías sunita y kurda no se presentaron. Hay 5.200 soldados estadounidenses.

Lunes 06 de Enero de 2020

Mientras Irán recibía el ataúd con los restos del general Qassem Soleimani, eliminado por una orden directa de Donald Trump mediante un ataque aéreo en la madrugada del viernes, el Parlamento de Irak exigió la expulsión del país de los miles de soldados de Washington y sus aliados. La resolución se aprobó con la mayoría parlamentaria shiíta, pero con la ausencia de las dos principales minorías del país, sunitas y kurdos. A la vez, un alto mando iraní aseguró que la venganza por la eliminación de Soleimani será contra "sitios militares" de Estados Unidos en la región. EEUU anunció ayer la suspensión de toda la actividad de sus tropas en Irak para enfrentar al Estado Islámico. La muerte de Soleimani fue el punto culminante de un año de tensiones en el Golfo Pérsico entre Irán y sus adversarios árabes y EEUU. Numerosos ataques contra petroleros y grandes refinerías del lado árabe del Golfo fueron imputadas a Irán, que sin embargo no ha reconocido esa autoría (ver aparte). El conflicto escaló a partir de la renuncia de EEUU al acuerdo sobre el programa nuclear de Irán y la imposición de sanciones a Teherán.

Los legisladores iraquíes aprobaron una resolución que exige poner fin al acuerdo bajo el cual Washington envía fuerzas militares al país y que tiene más de cuatro años para ayudarle a combatir al Estado Islámico. La salida apresurada de unos 5.200 soldados estadounidenses podría afectar la lucha contra el Estado Islámico y permitir su resurgimiento. Por otro lado, desde la muerte de Soleimani Washington ha ordenado el envío de unos 4000 soldados extras a diversas bases de sus aliados en el Golfo.

La mayoría de los 180 legisladores presentes en el Parlamento votaron a favor de la resolución, la cual estuvo respaldada por los representantes de la mayoría shiíta. Muchos miembros sunitas y kurdos no se presentaron a la sesión, porque se oponen a abolir el acuerdo.

Desde la muerte de Soleimani y de un alto mando de una milicia iraquí shiíta que lo acompañaba, las tropas de EEUU en Irak han suspendido sus actividades de entrenamiento del ejército de Irak, el que en gran medida está equipado por Washington.

Ante este panorama, la coalición militar internacional encabezada por Estados Unidos en Irak anunció que suspende la lucha contra el Estado Islámico para enfocarse en proteger a sus soldados y sus bases. La coalición también pondrá en pausa el entrenamiento de las fuerzas iraquíes y otras operaciones que apoyan la lucha contra el grupo extremista islámico sunita.

Dentro de la radicalizada comunidad shiíta, la resolución del Parlamento también fue criticada. Para el poderoso clérigo Muqtada al-Sadr, quien lidera Sairron, el bloque más importante del Parlamento iraquí, "fue una respuesta débil contra una violación estadounidense de la soberanía iraquí". Para Sadr, además de la inmediata cancelación del acuerdo de cooperación con EEUU se debe "clausurar la embajada de EEUU, expulsar las tropas de EEUU en 'manera humillante' y criminalizar toda comunicación con el gobierno estadounidense", una amenaza que parece claramente dirigida a las comunidades kurda y sunita.Pero según recogió el canal Al Jazeera, aunque muchos iraquíes celebraron la decisión del Parlamento, otros están en desacuerdo. Sarkawt Shams, miembros de la bancada kurda, comentó que el premier interino, Abdel Mahdi, declinó sus responsabilidades al pedir al Parlamento un voto sobre la presencia de las tropas de Washington, agregando que muchos iraquíes apoyan esa presencia. "Un tema tan sensible se aprobó en el Parlamento contra la mitad del país, incluidos kurdos y sunitas, le dijo el legislador a Al Jazeera. Muchos legisladores de estas dos gravitantes minorías boicotearon la sesión. "Las tropas de EEUU han venido a Ira por pedido del gobierno. Aún si EEUU ha violado el trato, el asunto debe ser resuelto mediante negociaciones entre los dos gobiernos, no mediante el Parlamento".

Hasta pocos días antes de la muerte de Soleimani, Bagdad estaba dominada por fuertes protestas contra el gobierno, lo que derivó en la caída del gobierno anterior. Las protestas también se dirigían contra la influencia de Irán en Irak. La semana pasada vio un asalto de las milicias shiítas contra la embajada de EEUU en Bagad, lo impulsó la decisión de Trump contra Soleimani.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario