El Mundo

El Parlamento español aprobó retirarrestos de Franco del Valle de los Caídos

Los diputados avalaron un decreto del gobierno socialista de Pedro Sánchez. El cuerpo debería ser trasladado antes de fin de año.

Viernes 14 de Septiembre de 2018

La Cámara baja del Parlamento español aprobó un decreto del gobierno para exhumar los restos del dictador Francisco Franco del mausoleo donde yace, cerca de Madrid. La medida del Parlamento recibió elogios y críticas por igual, y esto se vio en lo ajustado de la votación. El gobierno del socialista Pedro Sánchez es de base parlamentaria muy débil y sus críticos dicen que esta iniciativa es un modo de compensar la falta de avances en materia económica y social.

El decreto fue aprobado con 176 votos parlamentarios a favor, dos en contra y 165 abstenciones. El conservador Partido Popular (PP) y los liberales de Ciudadanos se abstuvieron, así como Unión del Pueblo Navarro y Foro Asturias. El "sí "tuvo el apoyo del socialismo, PSOE, la izquierda radical de Podemos, el nacionalista vasco PNV, los catalanes separatistas ERC, PDeCAT y Compromís y la izquierda vasca proETA de EH Bildu, además de dos partidos canarios.

El objetivo del gobierno de Sánchez es sacar los restos de Franco antes de fin de año del Valle de los Caídos, para terminar con lo que es "una anomalía extraordinaria, que consiste en tener al dictador en un mausoleo de Estado y en un lugar donde puede ser exaltado", como dijo la vicepresidenta del gobierno Carmen Calvo antes de la votación.

Calvo recordó que el Congreso de los Diputados, la cámara baja española, ya aprobó en mayo del año pasado una resolución instando a sacar los restos del dictador del Valle de los Caídos. El gobierno de Sánchez puso en marcha el mecanismo el mes pasado, con la firma del decreto, al que se opone la familia del dictador que ganó la Guerra Civil (1936-1939) y gobernó hasta su muerte en 1975.

El "generalísimo", como se hacía llamar en vida, yace desde el 23 de noviembre de 1975, tres días después de su muerte, en el Valle de los Caídos, un complejo monumental a unos 50 km de Madrid, que cuenta con una basílica horadada en la montaña por miles de presos políticos y una impresionante cruz de 150 metros de altura. Los restos se encuentran bajo una lápida en el altar de la basílica, siempre cubierta de flores frescas. Es de destacar que la voluntad del propio Franco no era esta, sino ser sepultado en un pequeño cementerio. Pero el movimiento franquista prefirió la exhibición monumental de la tumba de su fundador.

Junto a Franco yacen los restos de unos 27.000 combatientes de su bando y unos 10.000 republicanos, motivo por el que el "generalísimo" presentó en vida el Valle como un lugar de "reconciliación" entre los españoles. Pero los cadáveres de los republicanos fueron sacados de cementerios y fosas comunes y trasladados allí sin el acuerdo de sus familias. La familia del dictador, aunque se opone a la exhumación y anunció acciones legales, hizo saber a fines de agosto que si sale del Valle de los Caídos se hará cargo de los restos.

Posteriormente, la vicepresidenta Calvo criticó ante periodistas la abstención del PP y Ciudadanos en la votación lamentado que "las derechas se pongan de perfil frente a la dictadura".

Para Fernando Martínez, director general de Memoria Histórica, ayer fue "un día muy importante para la democracia española. Empezamos a cerrar heridas, aunque quedan muchas abiertas". A la vez, el PSOE comenzó a recopilar historias de "represaliados" del franquismo y su opinión sobre la salida de Franco del mausoleo. "Es inentendible y vergonzoso" que "las derechas quieran decirle a los españoles que el problema está en otro sitio, en una tesis doctoral", dijo Calvo en referencia a una polémica por plagio en la tesis de Pedro Sánchez (ver recuadro).

Los familiares

Fuera del Congreso, se reunieron familiares de víctimas del dictador, con carteles y fotos de sus deudos. "Es intolerable que el verdugo esté enterrado con las víctimas. Estoy contento por que se haya aprobado el decreto para exhumar a Franco del Valle de los Caídos, pero ahora queda la segunda parte, que podamos recuperar a los nuestros", analizó ante el diario El País Fausto Canales, que tiene a su padre y a su tío, ambos fusilados durante la Guerra Civil, enterrados en el mausoleo sin que la familia diera nunca su consentimiento. Canales lleva más de 10 años peleando para recuperar los restos de sus familiares. El organismo a cargo del asunto, Patrimonio Nacional, ha accedido a la petición en el caso de su tío, pero la ha denegado en el de su padre, bajo el argumento de que no puede localizar los restos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario