El Mundo

El Parlamento británico votó aplazar otra vez el Brexit con una gran marcha de fondo

Duro revés para el premier Boris Johnson a pocos días de la fecha límite del 31 de octubre. Sin embargo, respondió con tono desafiante.

Domingo 20 de Octubre de 2019

En un gran revés para el primer ministro británico Boris Johnson, los legisladores del Reino Unido votaron ayer a favor de aplazar una decisión sobre respaldar un acuerdo con la Unión Europea, alterando los planes del gobierno de consumar el Brexit a final de este mes.

   En una sesión especial del Parlamento que debía ratificar el acuerdo, los legisladores votaron por 322 a 306 demorar su aprobación hasta tanto se aprueben normas para aplicarlo.

   El objetivo de la votación es asegurar que Gran Bretaña salga en la fecha programada del 31 de octubre de la UE con un acuerdo. Pero significa que Johnson debe pedirle a la UE aplazar la salida ya que el Parlamento previamente había aprobado una ley que lo obligaba a hacerlo si no se ratificaba el acuerdo el sábado.

   Sin embargo, el gobierno todavía espera aprobar la ley necesaria para finales de mes y que el Reino Unido pueda salirse a tiempo.

   En actitud desafiante, Johnson dijo tras la votación que no estaba “intimidado ni consternado” por el resultado y que seguiría adelante. Según confesó, planea presentar mañana al Parlamento una ley para implementar el Brexit.

Marcha    

En tanto, bajo consignas como “el Brexit es una locura” o “Juntos por la decisión final”, más de un millón de personas marcharon ayer por el centro de Londres para pedir que se frene el Brexit, mientras el Parlamento postergó una definición sobre el nuevo acuerdo que alcanzaron Boris Johnson y los representantes de la Unión Europea (UE).

    Los manifestantes que llegaron de todas parte del Reino Unido en respuesta a la convocatoria del grupo de lucha People’s Vote, partieron desde Hyde Park, en el centro de Londres hasta la Plaza del Parlamento donde escucharon en un palco a políticos y celebridades partidarios de la UE, entre los que estaban el alcalde laborista de Londres, Sadiq Khan, y el actor de Star Trek, Patrick Stewart.

    Había numerosos carteles críticos contra Johnson y Dominic Cummings, su principal asesor y responsable de la campaña “Vote Leave”.

    Un muñeco gigante con la figura de Boris Johnson como una marioneta operada por Cummings, fue presentada por el grupo People’s Vote.

    “Soy británica de origen alemán, mi marido es británico, mi madrastra es portuguesa, mis colegas son españoles o italianos y mi perro es inglés. Por favor no me dejen sola con el perro, amo la UE”, gritaba una mujer de unos 40 años durante la marcha.

    Sólo había unos pocos manifestantes partidarios del Brexit que participaban de la marcha con carteles stikers de “Love EU” y provocaban a la gente con cánticos anti UE que enseguida fueron separados por la policía.

Premier

   Johnson insinuó ayer que solicitaría un retraso de tres meses como era requerido, pero expresó estar en contra de cualquier aplazamiento.

   “No negociaré un aplazamiento con la UE y tampoco me obliga la ley a hacerlo”, dijo Johnson. “Les diré a nuestros amigos y colegas en la UE exactamente lo que le he dicho a todos en los últimos 88 días que he fungido como primer ministro: otro aplazamiento sería malo para este país, malo para la Unión Europea y malo para la democracia”.

   Los legisladores de la posición advirtieron que Johnson deberá pedir una extensión o enfrentarse a las consecuencias.

   “Cualquier falla de un primer ministro que piensa que está por arriba de la ley — bueno, primer ministro, se encontrará usted en un tribunal”, dijo Ian Blackford del Partido Nacional Escocés.

   Hubo drama tanto al interior del Parlamento como al exterior, en donde las decenas de miles de manifestantes marchaban a la plaza del Parlamento. Con boinas azules adornadas con estrellas amarillas simbolizando la bandera de la UE, los manifestantes salían de los vagones del metro y autobuses.

   Bruce Nicole, vicario de Camberley al suroeste de Londres, dijo que un acuerdo de Brexit afectaría a Gran Bretaña.

   “Creo fervientemente que debemos permanecer en la UE”, dijo. “Soy británico, pero también soy europeo”.

   Por el lado de la UE, la respuesta a la votación fue cauta.

   “Corresponde al gobierno del Reino Unido informarnos sobre los próximos pasos lo antes posible”, tuiteó la vocera de la Comisión Europea, Mina Andreevna.

   El presidente francés Emmanuel Macron coincidió en los hechos con Johnson al sostener que “la fecha del 31 de octubre se debe respetar. No creo que se deban otorgar nuevas demoras”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS