El Mundo

El opositor Leopoldo López pidió que se le garantice el voto en Venezuela

La crisis del modelo bolivariano. La defensa sostuvo que el líder de Voluntad Popular no está inhabilitado políticamente porque su sentencia aún no está firme.

Miércoles 02 de Diciembre de 2015

El dirigente opositor venezolano Leopoldo López, quien cumple una condena de casi 14 años por instigación de las protestas del año pasado contra el gobierno, pidió ayer a las autoridades que le garanticen que podrá ejercer su derecho al voto en las elecciones legislativas del domingo. López hizo la petición a través de una comunicación entregada por su abogado Juan Carlos Gutiérrez al tribunal de su caso. Al respecto, pidió ser trasladado de la cárcel de Ramo Verde, en Los Teques, hasta el centro de votación que le corresponde en el este de Caracas. Gutiérrez dijo que López, líder de Voluntad Popular, no fue informado en la cárcel sobre las condiciones en las que podrá hacer uso de su derecho al sufragio. Agregó que López "no se encuentra inhabilitado políticamente, pues su sentencia no fue ejecutada por no encontrarse definitivamente firme, al haberse ejercido el recurso de apelación correspondiente".

López vota en el municipio de Chacao, en el este de Caracas, donde fue alcalde, y el candidato opositor en ese circuito es Freddy Guevara, dirigente de su partido, Voluntad Popular. "Será en las próximas horas que se conozca si el tribunal 28 de juicio atiende la solicitud de López, conforme a sus derechos, o si por el contrario, la jueza (Susana) Barreiros decide irrespetar una vez más el basamento legal configurando una nueva violación a los derechos del líder político", señaló Gutiérrez. López fue sentenciado a 13 años y 9 meses de cárcel por cargos de instigación pública y asociación para el delito por los sucesos ocurridos el 12 de febrero de 2014 en la Fiscalía General, cuando una marcha opositora derivó en violencia.

Los hechos se remontan al 12 de febrero de ese año, cuando miles de personas salieron a las calles de Caracas para protestar contra el gobierno de Nicolás Maduro y decidieron marchar hacia la Fiscalía, donde fueron interceptados por los grupos armados afines al Ejecutivo, dando lugar a un duro enfrentamiento. Las autoridades venezolanas consideran que López es el responsable de estos disturbios, que marcaron el inicio de una crisis política que se saldó con 43 muertos, cerca de un millar de heridos y cientos de detenidos, por convocar la marcha hacia la Fiscalía.

Por segundo día consecutivo, el gobierno venezolano afirmó que el domingo "no habrá un golpe de Estado, no habrá un autogolpe" ni tampoco "violencia terrorista o política", luego de que gobernantes extranjeros y organismos internacionales reclamaran comicios "libres, transparentes y en paz". "No hacen falta los llamados que se le hacen a la Fuerza Armada Nacional (FFAA) para recordarle sus deberes constitucionales; no creo que haya una fuerza armada en el continente que haya recibido tanta orientación en materia de respeto a los derechos humanos", dijo el ministro de Defensa, Vladimir Padrino.

Al poner en marcha el despliegue de 188.000 efectivos militares para resguardar el proceso electoral, el funcionario repitió de manera casi textual lo que había expresado el lunes en el palacio presidencial de Miraflores, cuando aseguró que el domingo "no habrá un golpe de Estado". El ministro respondió a la MUD, que advirtió el lunes que las fuerzas armadas tienen "la obligación de velar" para que "la norma constitucional y la voluntad popular se respeten incondicionalmente tanto en el acto de votación como en los escrutinios".

Críticas. Padrino también replicó a los varios líderes extranjeros que manifestaron su preocupación por la forma en que puedan desarrollarse los comicios en los que se renovará la totalidad de las 167 bancas de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral), para los cuales todas las encuestas de intención de voto vaticinan un holgado triunfo de la oposición. "La democracia no funciona cuando el ambiente electoral está dominado por la violencia, las amenazas y la intimidación a la oposición", afirmó un grupo de gobernantes y ex gobernantes en un artículo publicado ayer por varios diarios, en el que reclamaron la "liberación inmediata" de los cerca de 80 dirigentes opositores presos. Entre los firmantes de esa nota figuran los jefes de gobierno de España, Mariano Rajoy, y el Reino Unido, James Cameron; el ex titular del gobierno español Felipe González; el ex presidente chileno Ricardo Lagos, y el secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland. Asimismo, la ex secretaria de Estado y precandidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos Hillary Clinton llamó a asegurar "que se respete la voluntad del pueblo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS