El Mundo

El nuevo rey de Arabia Saudita designa rápidamente a sus futuros sucesores

Al ser enterrado ayer en una tumba sin distintivos, los restos de Abdullah iban envueltos en una tela beige sencilla y fueron enterrados sin ataúd, de conformidad con la tradición islámica.

Sábado 24 de Enero de 2015

Mientras Arabia Saudita estaba de duelo por la muerte del rey Abdullah, el sucesor y nuevo rey, Salman bin Abdul-Aziz Al Saud, rápidamente dejó entrever el futuro de la monarquía más poderosa del Golfo, al designar a un miembro de la siguiente generación como segundo en la línea de sucesión al trono. Salman padece problemas de salud.

   El reino ultraconservador enterró ayer a Abdullah, tras un funeral austero al que asistieron dignatarios musulmanes de diversos países y continentes. Abdullah, quien encabezó el país por casi dos décadas, murió la madrugada del viernes a los 91 años. Al ser enterrado ayer en una tumba sin distintivos, los restos de Abdullah iban envueltos en una tela beige sencilla y fueron enterrados sin ataúd, de conformidad con la tradición islámica.

   Apenas horas antes, la familia real volvió a mostrar su habilidad para unirse ante los delicados asuntos de la sucesión. Un decreto real reafirmó al medio hermano de Salman, Muqrin, de 69 años, como príncipe heredero y sucesor inmediato del rey. Pero Salman nombró asimismo al príncipe Mohamed bin Nayef, de 55 años, como segundo heredero. Es la primera vez que un nieto del fundador de Arabia Saudita —el rey Abdul-Aziz Al Saud— queda en la línea de sucesión al trono. El nuevo rey Salman, de 79 años, prometió en un discurso transmitido por televisión que continuará las políticas de sus predecesores. “Seguiremos ateniéndonos a las políticas correctas que ha seguido Arabia Saudita desde su fundación’’, dijo Salman, quien tiene una amplia experiencia y sirvió por casi 50 años como gobernador de la capital, Riad, y después como ministro de Defensa. Salman evitará confrontar con los influyentes clérigos sunitas ultraconservadores del reino y no se espera que busque reformas profundas, como ampliar los derechos de las mujeres. Desde hace casi un siglo, los reyes sauditas han sido los custodios de Medina y La Meca, lo que les ha dado una enorme influencia entre los 1.500 millones de musulmanes en el mundo. Por más de seis décadas, el poder se ha pasado entre los hijos del fundador del país, de hermano a hermano. Pero esa generación se está reduciendo. La decisión de nombrar a Mohamed como segundo príncipe heredero ayuda a aligerar la incertidumbre sobre cuál de los cientos de nietos del rey Abdul-Aziz ascenderá al trono. Mohamed es hijo del hermano de Salman, Nayef, quien tenía un poder formidable en Arabia Saudita hasta su muerte en 2012. Mohamed supervisa los esfuerzos de Arabia Saudita contra el terrorismo, y es ministro del Interior. Fue objeto de un intento de asesinato de Al Qaeda en 2009. Un cable estadounidense de ese mismo año lo describía como “más maduro, más intelectual, más educado’’ que su padre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS