El Mundo

El nuevo presidente de Ucrania disuelve el Parlamento opositor

El comediante Vladimir Zelenski asumió la Presidencia de Ucrania en el Parlamento (Rada Suprema) con el mismo tono desafiante con el que arrasó en las urnas.

Martes 21 de Mayo de 2019

El comediante Vladimir Zelenski asumió la Presidencia de Ucrania en el Parlamento (Rada Suprema) con el mismo tono desafiante con el que arrasó en las urnas y sorprendió al país al acusar a los diputados de corruptos y anunciar la disolución del Legislativo. La estrategia es tener elecciones legislativas, dado que hoy Zelenski no tiene diputados propios.

"La gente está cansada de los políticos experimentados que durante 28 años han construido un país de oportunidades...de oportunidades para sobornos, para lavar dinero y para la corrupción", sentenció el flamante presidente de 41 años, quien el mes pasado sepultó las chances de reelección del poderoso Petro Poroshenko con una victoria histórica con más de 73 por ciento de los votos.

Zelenski pidió a los diputados que aprueben un proyecto de ley para endurecer el delito de enriquecimiento ilícito y varias mociones para remover a miembros claves del actual gobierno y aliados de Poroshenko. Acto seguido, les advirtió que solo tendrán unas semanas para hacerlo porque decretará la disolución del parlamento y la convocatoria a elecciones anticipadas.

Los comicios deben realizarse dentro de los dos meses posteriores a la firma del decreto presidencial, por lo que podrían ser a finales de julio próximo, solo tres meses antes de la fecha original. Es posible que el decreto sea impugnado por el oficialismo saliente en el parlamento y ante la Justicia.

El anuncio de Zelenski busca un golpe de efecto en la pulseada que mantiene desde que ganó las elecciones con la coalición de Poroshenko, que tenía mandato del parlamento y, por ende, en el gobierno, hasta octubre.La apuesta del flamante presidente surtió un efecto inmediato: el primer ministro Vladímir Groisman, el ministro de Defensa, Stepan Poltorak, y el director del Servicio de Seguridad, Vasili Gritsak, todos aliados de Poroshenko, anunciaron su dimisión.

Zelenski le imprimió su propio estilo a la ceremonia de asunción. Eliminó el desfile motorizado y caminó entre miles de personas. Estaban presentes los presidentes de Georgia, Estonia, Letonia, Lituania y Hungría, así como responsables de la Comisión Europea y de la Otán.

Zelenski prometió seguir con la vía europea que inauguró Poroshenko en 2014, después de que un levantamiento popular derrocara al presidente prorruso, Viktor Yanukovich. Pero Zelenski obtuvo la mayor ovación cuando prometió trabajar para terminar con la guerra separatista a la zona oriental. Rusia arma y da apoyo político a los separatistas, luego de apoderarse de la provincia ucraniana de Crimea a inicios de 2014. "El gobierno no hizo nada para que ellos se sintieran ucranianos", sentenció en referencia a los habitantes de las zonas orientales, prorrusos. Cambiando fluidamente del idioma ucraniano al ruso, Zelenski adelantó que no tendrá "miedo de tomar decisiones", perder su "popularidad y ratings, si es necesario, o hasta el cargo, si sirve para alcanzar la paz".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario