El Mundo

El norte rico de Italia reclamó mayor autonomía y devolución de impuestos

En sendos referendos consultivos, Véneto y Lombardía votaron abrumadoramente a favor de exigir más facultades y federalismo fiscal.

Lunes 23 de Octubre de 2017

Los ímpetus de independencia no soplan solo en Cataluña. Ayer, en las dos regiones más ricas y entre las más pobladas de Italia, Véneto y Lombardía, se impuso la voluntad de exigir más autonomía para ambas en un referendo consultivo y no vinculante simultáneo. Los tiempos del escrutinio estaban más atrasados en la región que tiene como capital a Milán, pero el pronunciamiento era muy claro: el 98 por ciento de los vénetos que votaron lo hicieron por el "Sí" a mayor autonomía. Votó el 53,3 por ciento del padrón. En Lombardía, con casi 40 por ciento de asistencia, no se habían dado aún resultados parciales, pero se descontaba que el "sí" también ganaría en forma amplísima. La votación continuó hasta las 23 hora local, un horario ciertamente inusual.

Los ciudadanos se expresaron así de manera mayoritaria por obtener mayor autonomía ante el gobierno central de Italia. Italia tiene un régimen de tipo unitario atenuado. No es un país federal, pero en los últimos años mediante reformas ha ido entregando mayores responsabilidad a los gobernantes regionales. Esto ocurrió luego del auge de la separatista Liga Norte en los años 90. Ayer, la Liga fue protagonista del referendo. Uno de sus dos máximos líderes, Roberto Maroni, es gobernador de Lombardía, otro, Luca Zaia, de Véneto.

En Véneto, región que incluye a Venecia y Verona entre otras ciudades, los primeros datos, hacia la medianoche italiana, por las ediciones on line de La Stampa y Corriere della Sera, entre otros medios, mostraron que la mayoría de los votantes acompañó la jugada del presidente regional, Luca Zaia. Sobre un 53,3 por ciento de concurrencia, el 98 por ciento eligió el "sí". En Lombardía, con la tracción de Milán y Bérgamo, su par Roberto Maroni también consiguió también el respaldo de las urnas. "Me había puesto prudentemente el umbral del 34 por ciento, pero ha sido ampliamente superado: tenemos una proyección superior al 40 por ciento. Y el 95 por ciento de los millones de lombardos que fueron a votar ha dicho sí a más autonomía". El escrutinio en Lombardía iba muy por detrás del véneto porque el sistema elegido era diferente: paradójicamente, se estrenó un sistema de voto electrónico.

Ambos gobernadores "liguistas" coinciden en sus reclamos. "Pediremos el federalismo fiscal y las 23 competencias que nos corresponden; mañana presentaremos el proyecto de ley para pedir más autonomía", adelantó Zaia al anunciar el éxito de la votación en el Véneto. Las dos ricas regiones norteñas, donde nació la Liga Norte en los primeros años 90, lograron así el apoyo en las urnas para iniciar las negociaciones con el gobierno central para lograr nuevas competencias, según regulan los artículos 116 y 117 de la Constitución.

De todas formas, los resultados de estas consultas no son vinculantes y, como había expresado ayer Zaia, "el apoyo popular en las urnas servirá para negociar con más fuerza en Roma".

Más allá del resultado, la compulsa en Véneto logró además superar el piso de 50 por ciento de afluencia que exige la ley y se acercó a 60 por ciento. En Lombardía, en tanto, donde votó casi 40 por ciento del padrón, se produjo el debut del voto electrónico con 24.700 tablets que sirvieron para sufragar con la compañia de 6.700 asistentes digitales que acompañaron la nueva herramienta.

Las dos regiones, que pujan por nuevas competencias en materia educativa, ambiental y administrativa, reclaman además un modelo impositivo similar al que tienen las regiones de ordenamiento especial como la norteña Bolzano, en la que 90 por ciento de los impuestos generados se reinvierte en su territorio. Con más de 30 por ciento del PBI entre las dos regiones, 15 millones de habitantes sumados, y ciudades de la importancia de Milán, Venecia y Bérgamo, iniciarán esta misma semana las negociaciones para lograr esas mayores competencias y mayores recursos.

Los artículos 116 y 117 de la Constitución regulan la relación entre las regiones y el Estado central, y establecen cuáles son los puntos sobre los que puede haber concesiones (como justicia administrativa, defensa del ambiente y cultura) y los que no (materia fiscal, defensa, inmigración y seguridad social). Pero el reclamo fiscal es explícito en este caso. Los mecanismos para lograr mayores competencias no requieren necesariamente de un plebiscito, como ha activado en las últimas semanas a través de una negociación directa el gobernador de otra región norteña, Emilia-Romania, Stefano Bonaccini.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario