El Mundo

El líder norcoreano Kim Jong-un invitó al presidente del Sur

La oferta llegó en el contexto de los Juegos de Invierno. Pero el mandatario meridional dijo que primero deben crearse las condiciones.

Domingo 11 de Febrero de 2018

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, invitó al presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, a visitar en breve Pyongyang, informó la oficina de la Presidencia en Seúl, en lo que es un signo del deseo de acercamiento pese a la agresiva postura del dictador norteño sobre su programa nuclear militar.

   Según la Presidencia sureña, fue la hermana del mandatario norteño, Kim Yo-jong, que asistió el viernes a la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno en la ciudad meridioonal de Pyeongchang, quien trasladó verbalmente la invitación a visitar el país comunista. La visita podría tener lugar "lo más pronto posible".

   El presidente surcoreano, que le exige a Kim una renuncia absoluta a su programa nuclear, reaccionó con reservas: "Permítannos crear las condiciones necesarias para ello".

Es que la exigencia de "desnuclearización" de toda la península coreana es una condición innegociable para todos los involucrados en el drama coreano, no sólo Seúl. Estados Unidos, Naciones Unidas, Japón, entre otros, exigen esa condición, que daría fin al ambicioso programa nuclear militar de Kim y su régimen.

   De concretarse, la visita del presidente surcoreano a Pyongyang sería la tercera entre líderes de los dos países desde la Guerra de Corea (1950-53).

   Además, el norcoreano hizo llegar una carta a Moon en la que manifiesta su interés en "mejorar las relaciones intercoreanas". Por su parte, el líder surcoreano hizo un llamamiento ante la delegación norcoreana a reanudar pronto el diálogo entre Pyongyang y Estados Unidos. Para el Norte Estados Unidos es gran enemigo, al que ha amenazado de manera constante con ataques nucleares.

   La carta de Kim habría sido entregada por la delegación de alto nivel de Corea del Norte que viajó el viernes a Corea del Sur y de la que forma parte, además de la hermana del líder norcoreano, el presidente nominal de Corea del Norte, Kim Yong-nam, de 90 años. La influyente hermana del líder norcoreano, de 30 años, es el primer miembro de la "dinastía" Kim en tres generaciones en visitar Corea del Sur. Se cree que fue enviada por su hermano en busca de un acercamiento que ya inició a principios de año. Claramente, el gesto indica que el más necesitado por iniciar el acercamiento ahora es Kim y su belicoso gobierno. Es que las duras sanciones impuestas el año pasado por Naciones Unidas dejan al paperizado país casi sin opciones. Hasta China, su única aliada, ha comenzado a aplicar las sanciones y por tanto a dejar a Pyongyang sin bienes básicos.

   A comienzos de año y tras meses de retórica bélica contra Estados Unidos, Kim Jong-un dejó entrever su deseo de un acercamiento. Los más críticos ven su gesto con desconfianza, al entender que la intención es abrir una brecha entre Seúl y Washington.

    Como signo de que la tensión entre Washington y Pyongyang continúa, el vicepresidente estadounidense, Mike Pense, evitó a los visitantes norcoreanos en los eventos que rodearon la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno.

   En un encuentro con el mandatario surcoreano, Pence insistió en la necesidad de actuar con la "máxima presión y sanciones" contra el régimen de Corea del Norte.

   Tras la fiesta de inauguración, Moon recibió a los miembros de la delegación norcoreana en su residencia en Seúl. La televisión mostró imágenes en las que aparecía riendo con Kim Yo-jong, Kim Yong-nam y otros dos funcionarios de alto rango. El encuentro de casi tres horas, que incluyó un almuerzo, se celebró en una "atmósfera amistosa", informó un portavoz de Moon. El jefe de Estado surcoreano espera que la cooperación en los juegos de invierno contribuya a una distensión duradera y, en último término, a una solución. Corea del Norte envió a los Juegos a sus propios atletas y también una orquesta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});