El Mundo

El Kremlin cierra el consulado de EEUU en Rusia y echa a 60 diplomáticos

Es la respuesta a una medida similar declarada por Washington tras el envenenamiento de un exespía ruso.

Jueves 29 de Marzo de 2018

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, anunció hoy que cerrará el consulado de Estados Unidos en San Petersburgo y que expulsará a 60 diplomáticos de ese país, en respuesta a una medida similar declarada por Washington tras el envenenamiento del exespía ruso Serguei Skripal.
La medida fue anunciada al embajador estadounidense en Moscú, que fue convocado al Ministerio de Relaciones Exteriores ruso para reunirse con el viceministro, Serguei Ryabkov.
Diplomáticos del resto de los países que se plegaron a las medidas contra Moscú por el caso Skripal también serán expulsados, dijo Lavrov, mientras que el consulado en San Petersburgo cerrará el 31 de marzo, según la agencia rusa TASS. "Eso es todo por ahora", dijo Lavrov.
Moscú ya había respondido a la expulsión de 23 diplomáticos rusos por parte del Reino Unido con una medida similar.
La portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Heather Nauert, dijo que "no hay justificación" para el cierre del consulado y la expulsión de los diplomáticos.
"Rusia se está aislando a sí misma tras el descarado ataque químico", dijo Nauert. "No hay justificación para la respuesta rusa", agregó, y advirtió que el Kremlin "no debería actuar como una víctima". Las víctimas reales son Skripal y su hija, dijo Nauert.
La Casa Blanca emitió un comunicado en el que afirmó que la medida rusa "no fue inesperada" y que "Estados Unidos lidiará con eso", a la vez que sostuvo que la decisión marca "un mayor deterioro en la relación Estados Unidos-Rusia".
Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, afirmó hoy estar "muy preocupado" por la expulsión de diplomáticos rusos, y agregó que la situación es similar a la atmósfera vivida durante la Guerra Fría.
La situación demanda la reactivación de "mecanismos de comunicación y control para evitar la escalada y garantizar que las cosas no se salgan de control en caso de que las tensiones aumenten", dijo Guterres.
Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33, fueron hallados el 4 de marzo inconscientes en un parque de la localidad británica de Salisbury.
El estado de salud de la hija del exdoble agente ruso ha mejorado. Yulia responde bien al tratamiento, indicaron hoy desde el hospital de la localidad. La mujer está conciente y puede hablar. El estado de su padre, de 66 años, no ha cambiado y sigue "crítico pero estable", añadió el centro médico.
"Nos alegramos de poder comunicarles que Yulia Skripal está haciendo rápidos avances y que no se encuentra en condición crítica", dijo la directora médica del hospital de distrito de Salisbury, Christine Blandshard, en un comunicado. La joven sigue en tratamiento las 24 horas del día.
Londres responsabiliza a Moscú del atentado contra Skripal y alega que para el envenenamiento se utilizó un agente nervioso llamado Novichok desarrollado en la antigua Unión Soviética. Sin embargo, Rusia niega su implicación en el envenenamiento.
Las autoridades rusas pidieron hoy oficialmente a Reino Unido tener acceso a las investigaciones sobre el ataque con una sustancia tóxica contra Yulia Skripal, quien es ciudadana rusa, según indicó un escrito del Comité Estatal de Investigaciones en Moscú.
El ataque ha llevado a su punto más bajo las de por sí tensas relaciones entre Rusia y Occidente. En los últimos días la Otan y 26 países han expulsado a más de 140 diplomáticos rusos en respuesta al presunto envenenamiento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario