El Mundo

El juez del Lava Jato ordena queLula comience a cumplir su condena

Sergio Moro dio plazo hasta hoy a las 17 para que se presente a la policía. Crecía anoche el clima de rebelión en el cuartel general del ex presidente

Viernes 06 de Abril de 2018

El juez federal Sérgio Moro ordenó que Lula da Silva se presente detenido antes de las 17 de hoy en la sede de la sede de la Policía Federal de San Pablo para comenzar a cumplir su condena a 12 años y un mes de prisión por corrupción y lavado de activos. Lula reaccionó refugiándose en el sindicato metalúrgico de su ciudad, en la periferia de San Pablo. Y desde allí surgían anoche desde el entorno de Lula llamados a resistir el arresto, mientras una multitud rodeaba la sede gremial.

La explosiva decisión judicial fue tomada luego de que Moro recibiera un oficio de la cámara de apelaciones de Porto Alegre, que entiende en el caso, ordenando la detención. Previamente se había informado que Lula contaría con tiempo hasta el 10 u 11 de este mes porque podría presentar aún un nuevo recurso excepcional. La noche del jueves, el Supremo Tribunal Federal (STF), máxima instancia judicial de Brasil,había desechado en votación dividida un recurso de hábeas corpus preventivo de Lula. La decisión de Moro llega en un clima de enorme polarización política en Brasil, con Lula, su partido PT denunciando un "golpe" para quitar al ex presidente de la carrera presidencial.

Moro escribió en su dictamen que "en atención a la dignidad del cargo que ocupó, le concedo (a Lula) la oportunidad para presentarse voluntariamente a la Policía Federal en Curitiba hasta las 17 de mañana", hora en la que "deberá ser cumplido el mandato de prisión". Moro también ordenó no usar esposas. Moro emitió su sentencia de condena en julio de 2017. En esa ocasión permitió que Lula mantuviera su libertad en atención a que había ocupado la primera magistratura.

Lula, al conocer la noticia, salió en auto del Instituto Lula en San Pablo hacia la sede del Sindicato de Metalúrgicos en Sao Bernardo do Campo, su cuna política. El senador del PT Lindberg Farías, dijo anoche desde allí,mientras una multitud rodeaba el sindicato, que Lula "aún no decidió" si se entregará. "Lo va a decidir mañana". Desde su equipo de abogados no se dio una respuesta sobre si sería acatada la orden de prisión del juez Moro. Aún se apostaba a que desde el STF pueda llegar un salvavidas: que el tribunal trate, pero recién la semana venidera, una nueva presentación y permita la libertad de Lula.

En el PT piensan que la cámara de apelaciones de Porto Alegre se apresuró y saltó trámites procesales para evitar que Lula, el próximo miércoles, 11 de abril, sea eventualmente beneficiado con una cautelar. Anoche, el clima en Sao Bernardo do Campo, donde se refugió Lula, era de resistencia. "Vamos a liberar a Lula", prometió un dirigente del MST, el movimiento campesino del PT. Ghillerme Boulos, del partido aliado PSOL, dijo que se hacía "una vigilia de resistencia" y que "nuestra disposición es no dejar que agarren a Lula". Una creciente multitud rodeaba la sede sindical.

Alojamiento especial

Lula sería alojado en la sede de la Policía Federal en Curitiba, capital del estado sureño de Paraná, una vez trasladado, ya detenido, desde San Pablo. "En razón de la dignidad del cargo que ocupó, fue previamente preparada una sala reservada, especie de 'Sala de Estado Mayor', en la propia superintendencia de la Policía Federal para el inicio del cumplimiento de la pena, para que (Lula) esté separado de otros presos, sin riesgo a la integridad física o moral", señaló Moro, que tiene dimensión de la conmoción política que provoca su orden.

En contraste, los adversarios de Lula y el PT salieron anoche a celebrar la decisión de Moro, el magistrado que inició el histórico proceso anticorrupción del Lava Jato, que ha llevado a la cárcel a decenas de políticos y empresarios. Bocinazos y fuegos artificiales fueron lanzados en las inmediaciones de la avenida Paulista de San Pablo.

La madrugada del jueves, los 11 jueces del Supremo Tribunal Federal (STF) se decantaron por 6 votos a 5 contra un hábeas corpus preventivo presentado por Lula, tras un debate televisado que duró once horas.

La líder del Partido de los Trabajadores de Brasil (PT), Gleisi Hoffmann, sostuvo que "Lula sigue siendo candidato porque es inocente y su prisión sería un acto de violencia", dijo la senadora Hoffmann después de una reunión de la cúpula del partido en San Pablo. "Calificamos eso como una prisión política", agregó Hoffmann. En la reunión celebrada en el Instituto Lula participó entre otros la ex presidenta Dilma Rousseff. Cuando más tarde Gleisi Hoffmann se enteró de la orden de prisión de Moro, comentó: "El ansia de perseguir y castigar a Lula de Moro es una cosa inconcebible".

abatido. Lula, ya enterado de la orden de Moro, parte hacia el sindicato metalúrgico de Sao Bernardo do Campo.

Todos los referentes de la izquierda latinoamericana, en especial ex presidentes y presidentes, expresaron su apoyo a Lula da Silva. "No solo Brasil, el mundo entero te abraza @LulapeloBrasil. Duele el alma esta injusticia. La derecha, ante su incapacidad de ganar democráticamente, eligió el camino judicial para amedrentar a las fuerzas populares. Más temprano que tarde vencerá la patria grande", escribió el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

El Ministerio de Relaciones Exteriores del régimen chavista publicó además una declaración en la que afirma que Lula fue objeto de "la más grotesca injusticia por parte de los factores de la derecha brasileña con el propósito de impedir su inminente elección como presidente de Brasil". Sectores independientes señalaron que no es precisamente Maduro el más indicado para denunciar intromisiones del Poder Judicial en la vida política: en Venezuela una Justicia totalmente alineada con el régimen ha enviado a prisión, inhabilitado o forzado al exilio a numerosos líderes políticos opositores.El presidente boliviano Evo Morales, otro histórico aliado de Lula, también dijo que el objetivo de la resolución negativa del Tribunal Supremo brasileño es dejar a Lula fuera de las elecciones del 7 de octubre, para las que era el claro favorito. "A la oligarquía no le interesa ni la democracia ni la justicia. La verdadera razón de la condena al hermano Lula, es impedir que vuelva a ser presidente de Brasil. La derecha jamás le perdonará haber sacado de la miseria a 30 millones de pobres. Estamos con los líderes del pueblo", escribió en Twitter. El presidente Morales siempre llamó "hermano mayor" a Lula, a quien dijo que admiraba por su trayectoria sindical y política. El líder brasileño visitó en varias ocasiones Bolivia para inaugurar diversas obras.Para Cristina Fernández de Kirchner, "las élites del poder" utilizaron la Justicia para la "proscripción" de Lula en Brasil. La senadora afirmó que "hoy en Brasil algo ha quedado definitivamente claro. Lula va a ganar las próximas elecciones presidenciales y las élites del poder, a las que nunca les interesó ni la justicia ni la democracia, utilizan el aparato judicial para su proscripción", sostuvo Cristina en Twitter. Ella misma es objeto de varias causas penales, que la tienen contra las cuerdas y se ha salvado de una orden de prisión sólo gracias a sus fueros de senadora.El ex presidente uruguayo José "Pepe" Mujica (2010-2015) afirmó que "la pelea continúa, a pesar de los jueces y la prensa". "Querido Lula: las clases sociales existen y las dominadoras no soportan que los sometidos les disputen el poder. Sé que la pelea continúa y continuará a pesar de los jueces y la prensa. Te acompañamos en las luchas del pueblo humilde de Brasil. Contigo como siempre, Pepe", escribió el ex presidente en una carta pública.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario