El Mundo

El jefe del ejército brasileño no aceptaría una candidatura de Lula

Como la defensa del ex presidente recurrió a la ONU, el general Villas Boas dijo que un dictamen favorable sería "invadir la soberanía".

Lunes 10 de Septiembre de 2018

El comandante en jefe del ejército brasileño, general Eduardo Villas Boas, lanzó una advertencia contra la potencial candidatura de Lula da Silva, provocando una inmediata reacción de repudio del Partido de los Trabajadores (PT). Lula está preso desde abril pasado, condenado a 12 años de prisión por actos de corrupción, y su candidatura fue anulada por la Justicia electoral el 31 de agosto, pero el PT recurrió a un comité de Naciones Unidas. Brasil tendrá elecciones presidenciales el próximo 7 de septiembre y el PT no tiene chances de ganar sin Lula en la boleta.

La declaración del general es una muestra del peso político que mantienen en Brasil las fuerzas armadas, representadas además en las listas de numerosos partidos políticos. El ex capitán Jair Bolsonaro, herido el pasado miércoles en un atentado, marcha primero en los sondeos y su vice es un general retirado. Villas Boas ya había provocado conmoción en abril pasado,cuando se pronunció a favor de la prisión de Lula.

Villas Boas, comandante del ejército, dijo en entrevista al diario O Estado de Sao Paulo, que el pedido formulado por el PT al Comité de Derechos Humanos de la ONU para que Lula pueda mantener su candidatura "es un intento de invasión a la soberanía nacional". Lula presentó varios recursos contra la invalidación de su candidatura, decidida por el Tribunal Supremo Electoral el pasado 31 de agosto por seis votos contra uno en función de una ley que impide a condenados en segunda instancia presentarse a cargos electorales. La ley "de ficha limpia" fue promulgada por el propio Lula cuando era presidente.

"Depende de nosotros permitir que se confirme o no (la iniciativa ante la ONU del PT). Nos preocupa, porque puede comprometer nuestra estabilidad, las condiciones de gobernabilidad y de legitimidad del próximo gobierno", advirtió Villas Boas. El comandante del ejército agregó que "el peor escenario" es que se elija presidente a alguien con una sentencia judicial "afrontando tanto la Constitución como la ley de ficha limpia, quitando legitimidad y dividiendo aún más a la sociedad brasileña". "La ley de ficha limpia se aplica a todos", insistió.

Aunque la defensa de Lula recurrirá al Comité de Derechos Humanos de la ONU por instrucción del propio líder del PT, la pregunta del diario no se refiere directamente a esa acción, sino a un dictamen previo de ese organismo: "Uno de los argumentos de la defensa de Lula es un dictamen del Comité de Derechos Humanos de la ONU. ¿Cómo evalúa?", pregunta el rotativo paulista, en referencia a un pronunciamiento del comité que pedía la habilitación de Lula. El general entonces responde: "Es un intento de invasión de la soberanía nacional. Depende de nosotros permitir que se confirme o no. Esto es algo que nos preocupa, porque puede comprometer nuestra estabilidad, las condiciones de gobernabilidad y de legitimidad del próximo gobierno". La defensa del ex presidente brasileño informó el pasado lunes que acudirá al Comité de Derechos Humanos de la ONU para pedir que "restablezca la candidatura presidencial" de Lula, tras el veto del Tribunal Superior Electoral de Brasil (TSE). Así lo informó el vice en la fórmula ahora anulada, Fernando Haddad, su casi seguro sustituto.

Mañana vence el plazo que la Justicia electoral le dio al PT para nombrar un sustituto de Lula, y seguramente será designado Haddad. Lula lideraba todas las encuestas electorales. Pero Haddad está muy lejos de lograr eso y en el último sondeo de Ibope logra apenas 6 por ciento.

El 4 de abril pasado, en vísperas del fallo del Tribunal Supremo Federal que rechazó un hábeas corpus de Lula, Villas Boas pareció presionar al alto tribunal mediante un mensaje en Twitter. "Aseguro a la nación que el ejército brasileño juzga compartir el anhelo de todos los ciudadanos de bien de repudio a la impunidad y de respeto a la Constitución, a la paz social y a la democracia", dijo entonces.

El PT reacciona

Ayer, el PT no demoró en reaccionar y llamó a repudiar "la tutela militar sobre la democracia". En un comunicado, dijo que la entrevista a Villas Boas "es el más grave episodio de insubordinación de un comandante de las fuerzas armadas al papel que les fue delimitado" por la Constitución. "Es muy grave que un comandante con alta responsabilidad se arrogue el derecho de interferir directamente en el proceso electoral, algo que las fuerzas armadas no hacían desde los sombríos tiempos de la dictadura", agregó, en referencia al régimen militar que gobernó Brasil desde 1984 hasta 1985. "Después de decir quién puede o no puede ser candidato, de interpretar arbitrariamente la ley y la Constitución, ¿que más van a querer? ¿decidir si el electo toma posesión?", interroga el comunicado del PT.

El partido, gobernado desde su celda por Lula, ha acentuado su descalificación de las instituciones, incluidos todos los tribunales que han sentenciado contra su líder, desde el juez federal Sergio Moro al TSF y el TSE. Sus principales figuras hablan constantemente de "un golpe". Esta retórica le ha granjeado la crítica de los principales medios de comunicación y gran parte de las clases medias urbanas, alejando a antiguos votantes moderados.

No es la primera vez que el general se pronuncia contra Lula. En Brasil las FFAA mantienen un peso político muy alto

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario