El Mundo

El "impeachment" a Trump impone insólitas reglas a los senadores

Durante el juicio político no podrán hablar libremente, como es costumbre, ni usar celulares. "Será difícil pero sobreviviremos".

Domingo 19 de Enero de 2020

El juicio político del Presidente Donald Trump será un evento inusual en más de un sentido. El juicio político del presidente Donald Trump ha llegado esta semana al Senado. Y ha trastocado las venerables tradiciones de esta Cámara, la más "aristocrática" del Capitolio, donde cada senador recibe un aura digna de un Lord británico. Ahora será la tercera vez en la historia de Estados Unidos que un presidente se enfrenta a un juicio político en el Senado. Y se espera que el juicio interfiera con los asuntos habituales del Senado y los senadores tendrán que cumplir con una serie de reglas que no suelen aplicarse y que pueden poner a prueba su paciencia.

Para empezar, los legisladores acostumbrados a dar largos discursos en el hemiciclo del Senado para opinar sobre los asuntos del día, tendrán que callarse. Las directrices oficiales de decoro para el juicio publicadas por las oficinas del líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell y de su par de la minoría demócrata Chuck Schumer dicen que los senadores deben abstenerse de hablar mientras se presenta el caso.

"Eso va a apestar", comentó el senador republicano Marco Rubio de Florida a la CNN cuando se le preguntó sobre la regla de no hablar. "Les garantizo que va a ser difícil", dijo, añadiendo sarcásticamente, "pero creo que sobreviviremos". "Va a ser devastador para algunos", dijo con una sonrisa el senador demócrata Jon Tester de Montana sobre el hecho de que los senadores no podrán hablar. Pero el senador demócrata Brian Schatz de Hawai dijo que el requisito de no hablar "no debería ser tan difícil". "Las reglas están ahí por una razón. Pasamos la mayor parte de cada día parloteando. Lo menos que podemos hacer para respetar este proceso es cumplir con el requisito de sentarnos allí y mantener la boca cerrada", dijo Schatz.

El juicio político del Senado dictamina que "no hay teléfonos y no se habla". Orden estricta para los senadores. El juicio no se pondrá en marcha hasta la próxima semana, pero la ceremonia comenzó el jueves, cuando se leyeron en voz alta los artículos de la acusación en el piso del Senado y el presidente de la Corte Suprema John Roberts, quien presidirá el juicio, tomó juramento a los 100 senadores de hacer justicia imparcial.

Antes de que los artículos fueran leídos en voz alta, el "sargento de armas", una figura a cargo del protocolo de la Cámara alta, emitió una severa advertencia: "Se ordena a todas las personas que guarden silencio, bajo pena de prisión, mientras la Cámara de Representantes exhibe ante el Senado de los Estados Unidos los artículos de la impugnación". Es que el "sargento de armas" había escoltado dede la otra Cámara, la acusadora, a los representantes que leyeron los cargos en tono solemne.

Además del silencio obligatorio, las directrices oficiales de decoro dicen que los dispositivos electrónicos, incluidos los teléfonos celulares, no están permitidos en el Senado durante el juicio. El senador republicano John Cornyn de Texas comentó que "será una nueva experiencia para muchos de mis colegas (que) no podrán hablar y no podrán consultar nuestro correo electrónico o mensajes de texto. Pero sobreviviremos, todo saldrá bien", comentó.

Todo apagado

El senador Bob Casey, demócrata de Pensilvania, dijo que el líder demócrata Chuck Schumer advirtió a los legisladores hace semanas que no se permitirá "la electrónica". O sea, celulares, tabletas y notebooks. Schumer "básicamente dijo, sólo tengan en cuenta que no tendrán sus aparatos, y será un entorno totalmente diferente", señaló Casey, y añadió: "La norma es que no haya aparatos en general, pero se aplicará estrictamente".

La regla de no tener dispositivos fue uno de los puntos mencionados en las muchas presentaciones que Schumer dio a la bancada demócrata del Senado en sus almuerzos semanales para preparar el juicio, dijo un ayudante del Senado a CNN. Schumer también mostró a los demócratas del Senado videos del juicio político de 1999 del ex presidente Bill Clinton para familiarizarlos con la forma en que se desarrolló el proceso en el hemiciclo del Senado.

El senador republicano Rand Paul de Kentucky bromeó que, a la luz de las reglas de no hablar y no usar dispositivos, podría tener que idear una forma alternativa de comunicarse con el mundo exterior. "Estoy pensando en parpadear a alguien de la audiencia para transmitir mis mensajes porque quiero asegurarme de que me estoy comunicando en vivo. Sin embargo, no se lo digas a nadie", dijo bromeando. "No podemos divulgar todos los secretos, pero sepa que estamos investigando". Lisa Murkowski, una republicana de Alaska, elogió la prohibición de los teléfonos como "maravillosamente anticuada". "Me alegro de que podamos dejar estos aparatos, me alegro de que nos sentemos en nuestras sillas, me alegro de que nos centremos en lo que tenemos delante en ese momento. Creo que es importante, es maravillosamente anticuado, y creo que deberíamos seguir con ello", dijo la senadora.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario