El Mundo

El gobierno venezolano les puso fecha a las elecciones parlamentarias: 6 de diciembre

Después de semanas de protestas opositoras, el órgano electoral publicó la decisión. Los sondeos indican que el chavismo perdería ampliamente los comicios.

Martes 23 de Junio de 2015

El Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano convocó —luego de un fuerte retraso—las elecciones legislativas para el próximo 6 de diciembre. Eran un paso esperado desde hacía varios meses por la oposición, que parte como gran favorita según sondeos. Decenas de militantes opositores habían declarado huelga de hambre hasta que el CNE pusiera fecha a las decisivas elecciones.

"La fecha de la elección es el próximo 6 de diciembre", informó la presidenta del CNE Tibisay Lucena, en un breve comunicado de prensa en el que también fijó la fecha de la campaña electoral entre el 13 de noviembre y el 3 de diciembre. Con el anuncio, Lucena puso fin a los reclamos de la oposición venezolana y de políticos extranjeros. Se cree que el evidente retraso en la publicación del cronograma electoral era parte de una maniobra oficialista, ante el mal panorama que le auguran las encuestas. Incluso se llegó a insinuar que no se celebrarían las elecciones, en las que se debe renovar la Asamblea Nacional, el Congreso unicameral de Venezuela. Hasta hoy tiene mayoría absoluta el chavismo, pero el enorme deterioro de la imagen del gobierno está dando hoy la ventaja a la oposición.

"El CNE no trabaja bajo presión", sentenció Lucena, quien denunció que voceros de oposición desarrollaron una campaña de "descrédito" hacia la institución. El CNE es formalmente un órgano independiente, de hecho es llamado en la Constitución "Poder Electoral". En los hechos es un apéndice del gobierno, que también domina ampliamente a la Justicia. Según las leyes venezolanas, una nueva Asamblea Nacional debe instalarse en los primeros días de enero de 2016, lo que obliga a realizar la elección este año. No obstante, no hay un plazo legal mínimo estipulado para realizar la convocatoria, pero lo habitual es que se anuncie la fecha con mayor antelación.

"¡Ya tenemos fecha! ¡Ya tenemos día de victoria para nuestro pueblo! A sumar esta nueva cita a las fechas históricas", exclamó el presidente Nicolás Maduro en un pomposo acto con los candidatos oficialistas, celebrado inmediatamente después del anuncio del cronograma electoral. Maduro suele jactarse de la gran cantidad de elecciones que ha habido en los últimos años en Venezuela, y recuerda que de un total de 19 elecciones, el chavismo ha ganado 18.

De Capriles. "Ya por fin se tiene fecha elecciones! Ahora más que nunca #UniónYCambio Cada venezolano tiene la fuerza para lograrlo!", escribió en Twitter Henrique Capriles, ex candidato presidencial de la oposición y actual gobernador del populoso estado de Miranda. Desde el 24 de mayo, otro líder de la oposición, Leopoldo López, mantiene una huelga de hambre desde la prisión militar en la que lo recluyó el régimen a inicios de 2014. López reclama -entre otros puntos- fecha de las elecciones. A la huelga de López se le sumaron numerosos militantes opositores, aunque varios de ellos apuntan que la fecha de las elecciones no es lo fundamental en su lista de reclamos. López no había reaccionado ayer al anuncio de la autoridad electoral.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que celebró elecciones primarias el pasado 17 de mayo, llevaba varias semanas exigiendo que se anunciara la fecha de las elecciones, reclamo para el que convocó a varias manifestaciones ante el CNE. En diciembre se elegirán 165 diputados. Actualmente la Asamblea Nacional tiene 99 diputados chavistas y 66 opositores.

Según una encuesta de la prestigiosa consultora Datanálisis divulgada en abril, el oficialismo —cuyas primarias serán el próximo domingo— perdería por primera vez desde 1999 la mayoría en la Asamblea Nacional, porque sólo alcanzaría 25 por ciento de los votos, frente al 45,8 por ciento de la oposición. El mismo estudio —filtrado a la prensa— revela que la aprobación de Maduro se ubica en 28,2 por ciento.En 2010, año de los últimos comicios parlamentarios, las fuerzas del entonces presidente Hugo Chávez obtuvieron más bancas aunque sacaron menos votos que los partidos opositores. El diseño de los colegios electorales permitió este resultado. El gobierno ha estado cambiando nuevamente el mapa electoral para atenuar una eventual pérdida de bancas.

Economía en crisis. El chavismo, que recurre masivamente a los fondos públicos en sus campañas electorales, se enfrenta a la nueva elección con una brutal alza de la inflación inflación, que es por lejos la mayor de América latina. A esto se suma la extrema escasez de productos básicos, incluidos los alimentos. Maduro y sus ministros culpan de la crisis a la caída del precio del petróleo. Pero la pérdida de valor del barril ocurrió a mediados de 2014, cuando la inflación y la escasez estaban presentes desde mucho antes. "El chavismo nunca ha enfrentado una elección más difícil que esta", dijo el presidente de Datanalisis, Luis Vicente León. "Veremos también acciones populistas en materia económica para bajar la tensión de la crisis", aseguró León, que agregó que la única posibilidad de éxito de la oposición "es resistir los embates sin dividirse ni desenfocarse.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS