El Mundo

El gobierno griego tiene luz verde para lanzar el duro plan de ajuste

El atribulado gobierno de Grecia sobrevivió anoche a un voto de confianza crucial para evitar una moratoria de su deuda, mientras miles de manifestantes lanzaban insultos en los alrededores del Parlamento. La asamblea votó por la confianza en el gobierno.

Miércoles 22 de Junio de 2011

Atenas/Bruselas.- El atribulado gobierno de Grecia sobrevivió anoche a un voto de confianza crucial para evitar una moratoria de su deuda, mientras miles de manifestantes lanzaban insultos en los alrededores del Parlamento. La asamblea votó por la confianza en el gobierno -reorganizado la semana pasada por el primer ministro George Papandreu para impulsar un nuevo y doloroso programa de austeridad- por 155 votos contra 143 y dos abstenciones. Todos los diputados del partido socialista de Papandreu votaron a favor del gobierno.

"Si tenemos miedo, si desperdiciamos esta oportunidad, entonces la historia nos juzgará muy severamente", dijo Papandreu en una aparición final en busca de apoyo previo al voto.

La esperada votación tuvo un inmediato impacto en el euro, que subió ligeramente tras la noticia, aunque operadores dijeron que las continuas preocupaciones sobre la implementación de las medidas contenían el avance de la moneda.

Los manifestantes sitiaron el Parlamento en la plaza Syntagma, coreando consignas en contra de los políticos, iluminando con centenares de rayos láser de color verde el edificio y apuntando a los ojos de la policía antidisturbios.

Dos pruebas más. El gobierno de Papandreu debe superar rápidamente dos pruebas más: promulgar el plan de austeridad y las leyes necesarias para implementarlo, con el objetivo de ganar un nuevo rescate y evitar la primera moratoria de la historia de la zona euro y posiblemente un desastre económico global.

La votación se produjo después de que la zona euro advirtió al endeudado país mediterráneo que debe aprobar un nuevo paquete de fuertes reformas económicas a cinco años en dos semanas, o de lo contrario perderá un tramo de ayuda por 12.000 millones de euros que necesita para evitar la bancarrota.

El martes, el nuevo ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, prometió que el Parlamento aprobaría el impopular paquete de austeridad para cumplir las exigencias de la Unión Europea y recibir el siguiente pago del préstamo de rescate. Venizelos señaló que el Parlamento votará la próxima semana sobre el recorte presupuestario y otros ahorros por 28.000 millones de euros.

Mientras tanto, políticos, economistas y empresas de Europa empezaron ayer a pedir un nuevo enfoque para abordar la crisis de Grecia: una especie de Plan Marshall que relance la economía nacional y dé esperanzas a los griegos luego de tanto ajuste.

"Algo creíble". Se espera que la economía de Grecia se contraiga un 3,7 por ciento este año, luego de una caída de 4,5 por ciento en 2010 y del 2 por ciento el año anterior, mientras que el desempleo está por arriba del 16 por ciento.

"Es muy importante complementar nuestros esfuerzos macroeconómicos con algo creíble", dijo ayer el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en referencia a los préstamos de "rescate" dados a Grecia.

"Si vamos a obtener beneficios en el largo plazo tenemos que empezar a movilizar ya nuestros recursos para propósitos más prácticos, para que el pueblo griego tome conciencia de que hay esperanza y de que no sólo le estamos pidiendo que hagan sacrificios", agregó Barroso.

¿Plan Marshall? La exhortación coincide con llamados de políticos del Parlamento Europeo, economistas y líderes empresariales -entre ellos los jefes de los pesos pesados alemanes Deutshce Bank y Allianz- a favor de un programa de estímulo para Grecia similar al Plan Marshall, que permitió el resurgimiento de la Alemania de posguerra.

A días de una cumbre en que la crisis de Grecia será el plato fuerte de la agenda, Barroso dijo que la idea es ayudar al país helénico a acceder más fácilmente a fondos comunitarios.

Según fuentes del bloque, del fondo de desarrollo de 20.400 millones de euros creado por la UE para que Grecia se acerque a las regiones más ricas de los 27 países comunitarios de 2007 a 2013, sólo se le desembolsaron hasta ahora 4.900 millones. El resto descansa en las arcas de la UE hasta que Grecia pueda probar ser capaz de usar el dinero de manera adecuada.

Barroso dijo que la Comisión Europea, que maneja el fondo, podría acelerar desembolsos o suavizar las condiciones de cofinanciación de proyectos involucrados, para que Grecia acceda rápidamente a 1.000 millones -una fracción de lo disponible- que ayuden a crear empleos y mejorar la competitividad de sus empresas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario