El Mundo

El gobierno español llamó a actuar con "responsabilidad" a su homólogo catalán

El desafío independentista en España. La "Generalitat" tiene en sus manos la decisión de publicar en el boletín oficial la convocatoria a referendo sobre la independencia.

Domingo 21 de Septiembre de 2014

El gobierno español de Mariano Rajoy llamó al gobernante de Cataluña, el nacionalista Artur Mas, a actuar "con responsabilidad" y le pidió expresamente que "reflexione" antes de firmar el decreto de convocatoria de la consulta soberanista prevista para el 9 de noviembre. La vicejefa de gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, le recordó al presidente de la Generalitat catalana que representa a "todos quienes residen en Cataluña", porque así lo dice la Constitución española. Es el presidente, subrayó, "de todos los que residen en esa comunidad, de los que sienten una cosa y de los que sienten otra", en referencia a la minoría de catalanes y residenes que no apoyan la independencia que impulsan Mas y su coalición nacionalista. El viernes, al día siguiente del referendo de Escocia, el Parlamento catalán aprobó a instancia de Mas una ley de convocatoria a la consulta independenistas para el próximo 9 de noviembre. Rajoy ya anticipó que recurrirá la medida ante el Tribunal Constitucional, el que suspenderá la convocataria catalana apenas reciba el recurso.

Sáenz de Santamarina le recordó asimismo a Mas que su cometido es "hacer la vida más fácil y mejor a los que gobierna". Puso el ejemplo de los militantes de su partido en Cataluña, que, dijo, se sienten catalanes y españoles y desean de los políticos que les den "tranquilidad".

La petición formal del gobierno español, en alerta ante los próximos movimientos de la Generalitat, fue la de cumplir la ley: "sólo pedimos a todos los que gobiernan una cosa, y es que cumplan la ley", enfatizó Santamaría, antes de esgrimir el "no" a la independencia en Escocia. En línea con el mensaje de Mariano Rajoy, la vicepresidenta defendió que en ese país "se ha cumplido la ley, que es tanto como respetar la democracia, y se ha dicho que no, pero sobre todo se ha reafirmado la voluntad de ser un país grande, fuerte, dentro de la UE, construyendo, no dividiendo ni separando". Santamaría destacó también los valores del actual modelo autonómico español, que Cataluña con Mas intenta quebrar: "Hemos construido uno de los Estados más descentralizados del mundo", destacó la número dos del Ejecutivo español. Y ensalzó la colaboración entre el Ejecutivo y las comunidades autónomas: "Juntos hemos construido una democracia y nos hemos dado muchas cosas de las que podemos sentirnos orgullosos, como la sanidad, la educación, derechos que podemos defender y disfrutar". En definitiva, igual que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, llamó a a la reflexión al presidente catalán.

Mientras, Mas y su estado mayor siguen guardando silencio sobre la fecha en que se publicará en el boletin oficial la ley de consulta que aprobó el viernes el Parlamento catalán, así como el decreto de convocatoria que ampara el referéndum. Los plazos juegan a favor de Mas, y no es descartable que quiera exprimirlos, aunque hasta el mismo viernes se daba por hecho que la publicación de la ley y del decreto serían inmediatos. El estatuto de autonomía de Cataluña establece que las leyes que aprueba el Parlamento se publicarán en el diario oficial y en el Boletín Oficial del Estado dentro de los 15 días. Esto implica que Mas puede administrar esos tiempos y demorar la publicación hasta el 4 de octubre. Ocurre que apenas sea publicada la ley, el gobierno de Rajoy presentará un recurso ante el Tribunal Constitucional, y este suspenderá en forma automática la aplicación de la consulta. Otra fecha que juega a favor del gobierno catalán es que la ley de consulta, que entrará en vigor el mismo día de su publicación, permite a Mas firmar el decreto de convocatoria hasta un mes antes de su celebración. Es decir, hasta el 9 de octubre.

Pero la campaña catalana para difundir el ya bautizado "9-N" puede durar apenas unas horas, pues la admisión del recurso por el Constitucional suspenderá la aplicación, tanto de la ley como del decreto de la consulta. "Parece que están jugando al ratón y al gato", comentó un dirigente socialista catalán para referirse a la carrera de tiempos entre el gobierno central y el catalán.

La vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, quien calificó de "momento histórico" la aprobación de la ley. En su opinión, lo que piden los catalanes al gobierno central es "poder hablar, debatir, opinar y decidir". En tanto, Mariano Rajoy se mantuvo en silencio, así como Artur Mas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario