El Mundo

El gobierno español avisa a los independentistas: nunca aceptará un referéndum

La Generalitat ha acusado al Ejecutivo de haber "roto" el diálogo y de haber abandonado la negociación.

Sábado 09 de Febrero de 2019

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, recalcó ayer que no aceptará "nunca" un referéndum de autodeterminación para Cataluña, después de que el Ejecutivo español diera por fracasado el diálogo con los independentistas. A través de un mensaje en su cuenta oficial de Twitter, Sánchez también aseguró que desde el gobierno trabajan "por tender todos los puentes posibles desde la política". "Esta es la propuesta del gobierno de España para Cataluña: convivencia, diálogo y ley. Constitución", concluye el tuit en el que retuitea un mensaje de La Moncloa con el documento con la propuesta del Ejecutivo para Cataluña, dado a conocer ayer tras el Consejo de Ministros.

La Generalitat ha acusado al Ejecutivo de Sánchez de haber "roto" el diálogo y de haber abandonado la negociación para constituir una mesa de partidos para hablar del "conflicto político" en Cataluña, al haber cedido por "falta de coraje y de valentía" ante la "derecha y ultraderecha". Así han respondido en rueda de prensa el vicepresidente del Govern, Pere Aragones, y la consellera de la Presidencia, Elsa Artadi, después de que la vicepresidenta del Ejecutivo central, Carmen Calvo, afirmara que las fuerzas independentistas han rechazado sus propuestas y el diálogo ha encallado.

En la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Calvo aseguró que estos partidos exigen un referéndum de autodeterminación contrario al marco constitucional, aunque no dio por roto el diálogo en Cataluña a pesar de que los independentistas rechazaron ese marco que propone el Ejecutivo.

La vicepresidenta explicó la propuesta que el gobierno había trasladado a las fuerzas políticas catalanas en un documento que establece un marco de diálogo, que contempla diseñar antes de finalizar febrero una mesa de partidos con dos representantes por cada formación con capacidad de decisión en los ámbitos estatal y catalán y la participación de una persona para "facilitar la coordinación de los trabajos".

Calvo aseguró que hasta el momento del cambio de Ejecutivo no hubo diálogo suficiente con los soberanistas y que cuando Pedro Sánchez llegó a La Moncloa esa estrategia cambió. En ese sentido, Calvo ha hablado de la dificultad para encontrar consensos y resolver un asunto tan complicado con la oposición, en concreto con PP y Ciudadanos, que no quieren hablar sobre Cataluña en el Congreso, y con los independentistas también en contra, queriendo lograr sus metas fuera de la ley.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario