El Mundo

El gobierno chino podría eliminar las restricciones a la natalidad

Las autoridades chinas están evaluando eliminar las restricciones a la natalidad, que de una u otra forma están vigentes desde hace 40 años, informaron ayer medios estatales.

Miércoles 29 de Agosto de 2018

Las autoridades chinas están evaluando eliminar las restricciones a la natalidad, que de una u otra forma están vigentes desde hace 40 años, informaron ayer medios estatales. El borrador del nuevo Código Civil remitido al Comité Permanente de la Asamblea Popular nacional no incluye ninguna disposición sobre "planificación familiar", señaló la agencia de noticias estatal Xinhua. Esto se debe a los "cambios en la situación demográfica del país", indica.

El cambio supondría eliminar las políticas de restricción de la natalidad que en las últimas décadas consiguieron controlar la población china pero también la envejecieron. Esas políticas también provocaron un desequilibrio entre la cantidad de hombres y mujeres y fueron aplicadas mediantes multas y abortos forzosos.

En 2016, el gobierno chino puso fin a su política de un solo hijo, que entró en vigor en 1979, y la reemplazó con una política de dos hijos. Pero ese cambio no logró el aumento de nacimientos que esperaban las autoridades. En 2016 nacieron 17,9 millones de bebés en China, sólo 1,3 millón más que el año anterior y por debajo de las previsiones del gobierno comunista, que esperaba 20 millones de nacimientos. La cifra cayó a 17,2 millones en 2017.

Muchas parejas en China prefieren tener sólo un hijo ante el aumento del costo del cuidado de los niños en las grandes ciudades y debido a que las mujeres asiáticas aspiran cada vez más a tener mayor educación y oportunidades de trabajo.

El gobierno estudia incluso la posibilidad de ofrecer incentivos a las familias para que tengan más hijos, informó la prensa estatal en julio. Este borrador, que también incluye medidas para evitar el acoso sexual, será discutido esta semana y podría programarse su aprobación para 2020. El nuevo Código Civil, según el Diario de la Procuraduría, también plantea hacer más difíciles los divorcios. Una de las enmiendas que introduce prevé fijar un plazo de un mes antes de empezar a tramitar una solicitud de divorcio, para dar tiempo a que la pareja pueda reconciliarse. Algo que, en el internet chino, suscitó numerosos comentarios. "Quieren más hijos y menos divorcios", ironizaba un internauta en Weibo, el Twitter chino. Otro reclamaba que "se devuelva con intereses el dinero de las multas cobradas por tener hijos de más".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario