El Mundo

El frustrado roquero y mago que devuelve el poder al "uribismo"

Miércoles 08 de Agosto de 2018

Iván Duque, un abogado de 42 años que de niño soñaba con ser mago y de adolescente con recorrer el mundo como miembro de una banda de rock, se convirtió en el as en la manga del ex presidente Alvaro Uribe para que su sector político vuelva a tener el poder en Colombia. El apoyo de Uribe, que gobernó de 2002 a 2010, resultó fundamental para las aspiraciones políticas de Duque, pero al mismo tiempo un arma de doble filo, pues el ahora presidente debe esforzarse para ser visto como un estadista que no tiene un jefe. Para muchos políticos y personas del común, Duque es una marioneta de Uribe que difícilmente habría llegado a la posición que ocupa desde ayer si no tuviera el afecto de su mentor. Pero Uribe lo niega.

Aunque hasta 2017 era un senador poco conocido para la mayoría de los colombianos, Duque empezó a ascender cuando ganó el apoyo de Uribe en la competencia de un sector de la derecha para presentar una candidatura presidencial. En marzo, Duque ganó una consulta interna y fue proclamado candidato. A partir de ahí empezó a encabezar las encuestas y su favoritismo se confirmó el 27 de mayo en la primera vuelta de las elecciones. En la segunda vuelta del 17 de junio derrotó al izquierdista Gustavo Petro. De fácil risa, buen humor y considerado hasta por sus críticos como "un tipo simpático", Duque asegura que él será el jefe de Estado y que escuchará los consejos del senador Uribe, sin que eso signifique que cumplirá sus supuestas órdenes.

Durante la campaña electoral tuvo una fuerte transformación física en pocos meses. Su cabello se tornó blanco y sus críticos no desperdiciaron la ocasión para decir que se lo tiñó para no ser percibido como un joven sin experiencia. Pero él lo niega y dice que el cambio obedece al estrés que le causó la intensa actividad para llegar al poder como uno de los presidentes más jóvenes del país, solo superado por el prócer de la independencia Francisco de Paula Santander y por Alberto Lleras, quienes fueron presidentes en 1819 y 1945 a los 27 y los 39 años, respectivamente.

Duque nació en Bogotá el 1º de agosto de 1976 y se recibió como abogado. De niño pasaba las vacaciones escolares aprendiendo trucos de magia. También anhelaba ser delantero del América de Cali, el club de fútbol de sus amores, y tocaba la guitarra en una banda de rock. Su vida laboral empezó como asesor en el Ministerio de Hacienda durante el gobierno de Andrés Pastrana (1998-2002). Luego fue consejero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para Colombia, Perú y Ecuador. La única actividad política que cumplió hasta ahora, además de su candidatura, la ejerció desde 2014 y hasta hace unas pocas semanas como senador del Centro Democrático, el partido de derecha radical que Uribe dirige casi que de forma autónoma.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario