El Mundo

El FBI investigará penalmente al agente que destapó el espionaje a las comunicaciones

El FBI anunció ayer haber lanzado la etapa inicial de una investigación penal contra Edward Snowden, el ex empleado de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) que filtró programas secretos...

Viernes 14 de Junio de 2013

El FBI anunció ayer haber lanzado la etapa inicial de una investigación penal contra Edward Snowden, el ex empleado de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) que filtró programas secretos de vigilancia de comunicaciones, mientras Pekín asegura no tener información sobre este estadounidense de 29 años refugiado en Hong Kong.

"Es objeto de una investigación en curso. Estas filtraciones causaron daños importantes a nuestro país y a nuestra seguridad", dijo el director del FBI, Robert Mueller, en una audiencia ante la Cámara de Representantes. "Tomaremos todas las medidas necesarias para que esta persona sea responsabilizada por estas filtraciones", dijo Mueller. Las palabras de Mueller fueron la primera confirmación oficial de que el gobierno estadounidense está investigando a Snowden, aunque todavía la investigación se reduce a una cuestión interna del FBI.

Mueller defendió los programas de monitoreo de registros telefónicos y de comunicaciones por internet, al asegurar que fueron aprobados por un juez y que son realizados acorde a la Constitución. Agregó que el gobierno está determinado a garantizar el derecho a la privacidad y las libertades civiles, aún cuando sigue empeñado en prevenir posibles ataques terroristas.

El director de la NSA, el general Keith Alexander, dijo el miércoles ante legisladores que estos programas, que recopilan y analizan enormes cantidades de información de comunicaciones telefónicas y por internet, ayudaron a desbaratar docenas de posibles ataques terroristas y que las filtraciones causaron un gran daño a la seguridad nacional.

Snowden, quien se desempeñaba como técnico en una base de la NSA en Hawaii, desapareció hace un mes luego de haber descargado un lote de documentos secretos, y reapareció el fin de semana pasado en Hong Kong donde dio entrevistas a la prensa desatando un escándalo para el gobierno estadounidense con repercusión mundial.

Además de dar a conocer la recopilación por parte de la NSA de los registros telefónicos e información de nueve grandes empresas de internet, entre ellas Google, Microsoft y Facebook, Snowden también divulgó operaciones secretas de piratería informática, algunas de ellas contra China. Snowden dijo al diario South China Morning Post que hubo más de 61.000 operaciones de piratería de la NSA, con el potencial acceso a cientos de miles de computadoras. Cientos de objetivos se encontraban en China y en Hong Kong, según dijo al Hong Kong Daily.

El gobierno estadounidense ha dicho que aunque la NSA recopiló gran cantidad de registros telefónicos, no podía acceder a un usuario en específico sin autorización de una corte, mientras aseguró que la vigilancia de internet no ha sido realizada sobre estadounidenses ni extranjeros en suelo norteamericano.

Paciencia oriental. China se ha mostrado cauta frente al caso, y ayer pareció marcar distancia. "No tengo ninguna información que dar", respondió Hua Chunying, portavoz de la diplomacia china, a varias preguntas sobre una posible demanda de asilo de Snowden o sobre el lugar exacto en el que se encuentra.

Funcionarios estadounidenses han acusado a China de piratería informática, avalada por el Estado, contra objetivos militares, empresariales y de infraestructura, lo que es negado por Pekín, que insiste con que es una víctima de ciberataques.

Una fuente cercana a las autoridades asiáticas dijo que "China no tomará una posición clara por ahora", destacando que los presidentes de ambas naciones llevaron a cabo una cumbre exitosa hace menos de una semana. "China no se involucrará en este momento y esperará el desarrollo de los acontecimientos", dijo a Reuters la fuente, que pidió no ser identificada para evitar repercusiones políticas por hablar con un periodista extranjero. "Probablemente China ahora evitará usar palabras duras contra Estados Unidos. Los estadounidenses y el resto del mundo ya están criticando a Estados Unidos", agregó.

La ciberseguridad es un tema central irritante entre China y Estados Unidos y fue uno de los principales asuntos en la agenda de la primera cumbre entre el presidente Xi Jinping y su par estadounidense, Barack Obama, unos días atrás en el estado de California.

Hua no comentó directamente sobre las acusaciones, pero reiteró la posición oficial de que China es una de las víctimas de hackeo más grandes del mundo e indicó que Washington y Pekín habían acordado debatir el tema.

No obstante, la portavoz agregó: "Sobre el tema de seguridad en internet, creemos que tener doble estándar no ayuda a encontrar una solución apropiada".

La portavoz Hua también se negó a efectuar comentarios sobre cualquier posible pedido de extradición desde Estados Unidos o cualquier acción por parte de Snowden para buscar asilo en Hong Kong, que tiene un alto grado de autonomía pero que responde a Pekín en lo que respecta a cuestiones diplomáticas.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario