El Mundo

El Eurogrupo emplazó a Grecia a hacer las reformas sin más dilaciones

Como se preveía, no hubo acuerdo con el gobierno de izquierda griego en la cumbre de Letonia de los ministros de Finanzas del euro. "Tuvimos una discusión muy difícil", reconocieron.

Sábado 25 de Abril de 2015

Grecia dio ayer un paso más hacia el abismo. Como era de prever, los ministros de Finanzas de la zona euro, que conforman el Eurogrupo, le presentaron a Grecia una dura advertencia, al decirle que no va a recibir más ayuda hasta que no presente un plan completo de reformas económicas. Hubo duras calificaciones de sus colegas hacia el ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis. “Tuvimos una discusión muy difícil” con el ministro de Finanzas griego, reconoció el presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem.

   Por el calendario de vencimientos y las necesidades que tiene de fondos, los mercados y analistas europeos creen que Atenas podría entrar en default en mayo, salvo un rescate de emergencia ordenado desde las máximas instancias políticas europeas. Desde 2010, cuando estalló su crisis, Atenas ha consumido casi 240.000 millones de euros de las instituciones europeas y el FMI.

   Tras una ajetreada mañana de negociaciones con Yanis Varoufakis, el jefe del Eurogrupo Jeroen Dijsselbloem rechazó la solicitud griega de entrega anticipada de fondos a cambio de reformas parciales. Dijsselbloem advirtió además que después de junio, los 7.200 millones de euros remanentes del segundo rescate ya no estarían disponibles, y que hasta que Atenas concluya un acuerdo completo, los acreedores de Grecia no negociarán sobre financiamiento de plazos más largos y alivio de la deuda. “Se necesita una lista de reformas detallada y abarcadora”, exigió Dijsselbloem en la capital de Letonia, Riga. “Es necesario un acuerdo abarcador antes de que pueda haber cualquier desembolso. Todos estamos conscientes de que se acaba el tiempo”.

   El primer ministro griego, Alexis Tsipras, dijo tras reunirse con la canciller alemana Angela Merkel el jueves en Bruselas que esperaba que hubiera un acuerdo para fines de este mes. Pero Dijsselbloem recordó ayer que los ministros de Finanzas volverían a revisar el proceso sólo el 11 de mayo —un día antes de que Grecia deba hacer un pago de 750 millones de euros al FMI. Mayo es clave, porque Grecia requiere de al menos 4.000 millones de fondos para sus pagos corrientes y sin el adelanto de los 7.200 millones del fondo de rescate, simplemente caerá en default. Atenas ha forzado a todos los entes públicos locales a entregar al Banco Central sus fondos. Aún así, no alcanzará para pagar salarios y jubilaciones.

   La cumbre de Riga dejó muy golpeado a Yanis Varoufakis, figura que resulta cada vez más irritativa entre sus pares y las instituciones europeas. “Tenemos un problema de liquidez, porque Grecia está finanziando su deuda con sus recursos, en lugar de hacerlo con el rescate, según los acuerdos existentes”, lamentó Varoufakis en Riga. Según la agencia Bloomberg, Varoufakis, quien estuvo reunido ayer muchas horas con sus colegas, es considerado por estos “un diletante” y un “jugador de juegos de azar”. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, comentó: “El tiempo se está terminando, y la velocidad ahora es esencial”. Antes de las deliberaciones, Dijsselbloem había advertido: “Existe un sentido de urgencia, los vencimientos son un problema mayor para Grecia que para el Eurogrupo, porque es ella la que debe hacer frente a esos pagos”. Fue una respuesta frontal al juego peligroso que han estado haciendo Varoufakis y su gobierno en estas semanas: que un eventual default sea más temido por la UE que por Atenas. Europa y el FMI han prestado casi 240.000 millones de euros a Atenas desde 2010. Semejante default tendría un efecto sobre el euro y los títulos europeos de deuda. Pero Europa se halla hoy mucho más sólida que en 2010, señalan desde Bruselas. También la Comisión Europea fue muy crítica con el gobierno de izquierda griego: “Dado que (en Riga) no ha sido posible un acuerdo con Grecia, ahora a causa de los progresos insuficientes la mejor opción es concluir el programa, por lo cual Grecia debe acelerar las reformas y comenzar a implementar medidas económicas”, exigió el vice de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis. Mario Draghi agregó que el BCE seguiría aportando créditos de emergencia a los bancos griegos, siempre que esos sigan solventes. Los bancos sufren una fuga de depósitos ys se mantienen a flote con un fondo de emergencia del banco central griego.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario