El Mundo

El Estado Islámico destruyó estatuas de la Antigüedad por "idolatría"

El grupo terrorista vandalizó el museo de arqueología de la ciudad de Mosul y monumentos asirios en Nínive, ambas en Irak. Dicen que Mahoma, al tomar La Meca, destruyó los ídolos politeístas.

Viernes 27 de Febrero de 2015

La milicia terrorista Estado Islámico (EI) destruyó en el norte de Irak bienes culturales del Oriente Antiguo, entre ellos la figura de un guardián alado de una puerta asiria de más de 2.600 años de antigüedad. El EI mostró el acto de vandalismo en un video subido a Internet. Para el grupo islamista, las imágenes fomentaban "la idolatría y el politeísmo". Si bien el grupo es el más extremista dentro del islamismo radical, este argumento se basa en las enseñanzas del Corán y escritos de Mahoma, recordaron expertos.

El video de los extremistas difundido en Internet muestra a miembros del EI mientras destruyen a martillazos y con herramientas eléctricas invaluables obras de la Antigüedad del Museo de Arqueología la ciudad de Mosul y monumentos funerarios de la ciudad de Nínive, también en Irak. El moderno Irak fue la cuna de la antiguas civilizaciones asiria y babilonia, contemporáneas del Egipto de los faraones.

Expertos explicaron que en muchos de los casos se trata de piezas originales. La gran figura asiria destruida, un ser con rostro humano que los asirios consideraban una deidad protectora, era un ejemplar único "del arte icónico oriental antiguo", le dijo a la agencia alemana DPA Markus Hilgert, director del Museo del Antiguo Oriente de Berlín. "Es como si alguien destruyera la esfinge de Egipto", graficó. En otras palabras, la destrucción de la efigie antropomorfa (ver foto central), es un delito gravísimo contra el patrimonio de la Humanidad, y del todo irreparable. Solo una réplica puede ahora sustituir a la pieza, destruida con una amoladora por los terroristas. Según declaraciones de un miembro del EI, las estatuas, producto de la cultura asiria, "fomentaban la idolatría y el politeísmo". En el video, el terrorista asegura que Mahoma también destruyó todos los ídolos al llegar a La Meca, acto que está narrado en el Corán mismo. La milicia terrorista, en efecto, se remite a la enseñanza un islam que prohíbe la representación de personas y dioses y ha lanzado una campaña para destruir "todas" las reliquias del politeísmo y otras creencias que considera "heréticas".

Los expertos consultados indicaron que la figura formaba parte de la Puerta de Nergal del siglo VII a.C. en la fortaleza de Nínive, centro del imperio asirio, y que seguramente será imposible de reconstruir. El ministro de Antigüedades de Irak, Adil Fahd Sharshab, dijo que se trataba de uno de los mayores delitos y una pérdida enorme no sólo para Irak, sino para toda la humanidad. El gobernador provincial, Athil Nudshaifi apuntó, no obstante, que algunas de las obras originales habían sido trasladadas a Bagdad y reemplazadas por copias. De todos modos, la representante de la Unesco Irina Bokova dijo estar "profundamente consternada" y solicitó una sesión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU. Los bienes culturales han sufrido grandes daños desde la invasión a Irak en 2003 por Estados Unidos. Cuando cayó Bagdad, los seguidores de Saddam Hussein vandalizaron el museo de arqueología de la capital iraquí, uno de los más importantes del mundo. Esta semana también se reportó la quema por parte del EI de una biblioteca en la que había numerosos manuscritos y archivos. Nínive, antigua capital asiria que contaba con 15 grandes entradas en su muralla, fue destruida en 612 a.C. Los arquéologos trabajaron desde 1840 y lograron sacar a la luz restos de algunos palacios y templos.

El antecedente de los Budas de Bamiyán

Durante la expansión del Islam en el siglo VII, cientos de imágenes y templos “paganos” fueron destruidos. Es famosa la quema de la biblioteca de Alejandría durante la conquista de Egipto. Recientemente, con el resurgir del islamismo radical, han vuelto este tipo de actos.
  Timbuktú: en esta mítica ciudad en el norte de Mali terroristas del grupo islamista Ansar Dine destruyeron en 2012 numerosos mausoleos musulmanes que eran “Patrimonio Cultural de la Humanidad” de la Unesco.
  Bamiyán: en este lugar de Afganistán los talibanes hicieron volar por los aires en 2001 dos monumentales estatuas de Buda esculpidas en las rocas entre los siglos II y IV después de Cristo. Este domingo se cumplen exactamente 14 años desde que el régimen islamista afgano comenzó a destruir las dos estatuas de 38 y 55 metros del siglo VI.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS