El Mundo

El Estado Islámico celebró lamuerte del general iraní Soleimani

La eliminación del jerarca del régimen shiíta de Irán "fue un acto de intervención divina", declaró el grupo terrorista sunita.

Sábado 11 de Enero de 2020

El grupo yihadista Estado Islámico ha aplaudido este viernes la muerte del general iraní Qasem Soleimani en un bombardeo estadounidense y ha descrito el hecho como "un acto de intervención divina". El Estado Islámico pertenece a la línea mayoritaria en el islam, el sunismo. Los sunitas ortodoxos consideran "infieles" a los shiítas, cuya nación de referencia en Irán, un país no árabe.

En Irak son mayoría, un 60 por ciento de la población, y esto ha sido una puerta de entrada a la creciente influencia de Irán. También existen grandes minorías shiítas en Pakistán, Líbano y Yemen, donde Irán impulsa la militarización de esa población afín antiguo enemigo mortal de Irak. Soleimani tenía un rol clave en la formación de milicias shiítas en Irak, Siria y Líbano y en el combate contra el Isis en Siria. Paradójicamente, también Estados Unidos tuvo un rol decisivo en la aniquilaciónd el "califato" declarado por el Isis en Siria e Irak en 2014, cuando derrotó con facilidad a las fuerzas de Irak. El ejército de Irak es dominado por el sector shiíta de la población.

En un editorial publicado en su revista 'Al Naba', el grupo yihadista ha señalado que la muerte de Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní, y la del 'número dos' de las shiítas Fuerzas de Movilización Popular (FMP), Abú Mahdi al Muhandis, beneficia al grupo terrorista sunita. Asimismo, ha resaltado que Soleimani murió a manos de sus "aliados", sin hacer una referencia directa a Estados Unidos, y ha agregado que el hecho de que "se maten entre ellos" permitirá a los yihadistas reagruparse en Irak.

El editorial publicado en la revista de Estado Islámico ha manifestado además que Soleimani estuvo detrás de las "campañas de destrucción" contra el grupo.

Soleimani murió junto a Al Muhandis, alto cargo de las FMP —una coalición de milicias shiítas iraquíes dirigidas de hecho por Teherán. En respuesta, Irán atacó el miércoles con dos docenas de misiles dos bases militares situadas en Irak en las que se encuentran desplegados soldados estadounidenses, en lo que el líder supremo iraní, Alí Jamenei, describió como "una bofetada" a Washington. Sin embargo, nadie fue herido en el ataque, lo que da lugar a creer que los iraníes alertaron a los iraquíes sobre los sitios que atacarían.

El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró horas después que los ataques se han saldado sin bajas, si bien un responsable de la Guardia Revolucionaria de Irán afirmó que en los mismos han muerto al menos 80 militares estadounidenses. Esta afirmación desmesurada es claramente falsa: en Estados Unidos se conocen las bajas de manera casi inmediata.

El débil gobierno de Irak, sometido a una ola de protestas populares hasta días antes de la eliminación de Soleimani, criticó duramente el bombardeo contra Soleimani y Al Muhandis. Las FMP recordaron que fueron un elemento importante en la lucha contra Estado Islámico en el país. El Parlamento aprobó el domingo una moción que exige la salida de las tropas estadounidenses del país y obliga al Gobierno a comprometerse a hacer público cualquier acuerdo que alcance en el futuro para la presencia de asesores y formadores militares extranjeros.

El Ejecutivo iraquí limitó las actividades de la coalición internacional y las redujo a los trabajos de entrenamiento y asesoría, prohibiendo sus movimientos por tierra y aire Pero de hecho Estados Unidos ya había recluido a sus soldados en las bases, dado el peligro de recibir ataque si continuaban con sus programas de entrenamiento. Estados Unidos tiene unos 5.200 soldados en Irak y el convenio para su presencia sigue vigente.

La coalición contra Estado Islámico que lidera Estados Unidos anunció una pausa de sus operaciones militares en Irak ante el incremento de las tensiones en el país y la región, algo que beneficiaría al grupo terrorista sunita.

Más sanciones

El gobierno de Donald Trump anunció nuevas sanciones económicas contra autoridades y empresas de Irán, en represalia al ataque con misiles balísticos a dos bases militares en Irak.

"Estas sanciones seguirán hasta que el régimen detenga la financiación del terrorismo global y se comprometa a no contar nunca con armas nucleares", dijo el titular del Tesoro, Steven Mnuchin, en una conferencia de prensa en la Casa Blanca junto al secretario de Estado, Mike Pompeo. Las sanciones serán impuestas a ocho altos mandos iraníes, entre ellos el secretario del Consejo de Seguridad Nacional Supremo, Ali Shamkhani. Mnuchin precisó que impondrán sanciones a los sectores textil, manufacturero, de minería y de la construcción, y otras separadas a los "mayores productores" de acero, hierro y cobre del país.

Ucrania tiene dos hipótesis

El servicio de seguridad de Ucrania afirmó que está considerando dos causas de la caída del avión en Teherán que mató a 176 personas: el terrorismo o el impacto de un misil antiaéreo. El director del servicio, Ivan Bakanov, dice que aunque las afirmaciones occidentales sobre un misil están atrayendo la mayor atención, todavía hay preguntas por responder, incluyendo el rango de vuelo del misil ruso Tor M-1. Agregó que se está estudiando cuidadosamente la posibilidad de un ataque terrorista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario