El Mundo

El Congreso de Uruguay aprobó la despenalización del aborto

Montevideo. — El Senado aprobó la ley de salud reproductiva y sexual que despenaliza el aborto, convirtiendo a Uruguay en el primer país del Cono Sur en dejar a la libre decisión de las mujeres la interrumpción voluntaria del embarazo. La norma había sido previamente aprobada por Diputados. Sin embargo, el presidente Tabaré Vázquez prometió vetar la ley.

Miércoles 12 de Noviembre de 2008

Montevideo. — El Senado aprobó la ley de salud reproductiva y sexual que despenaliza el aborto, convirtiendo a Uruguay en el primer país del Cono Sur en dejar a la libre decisión de las mujeres la interrumpción voluntaria del embarazo. La norma había sido previamente aprobada por Diputados. Sin embargo, el presidente Tabaré Vázquez prometió vetar la ley, impulsada por su propia formación política, el Frente Amplio.

La despenalización fue aprobada en el Senado por 17 votos sobre 30 senadores presentes, en un trámite urgente, destacó la médica y senadora del Partido Socialista Mónica Xavier, una de las impulsoras de la ley. La ley aprobada por el Senado de Uruguay, donde se practican unos 33.000 abortos clandestinos al año según cifras extraoficiales, autoriza a las mujeres a practicarse el aborto dentro de las primeras 12 semanas de gestación. La nueva norma modifica otra de 1938, que penaliza el aborto "en cualquier circunstancia".

Pero todo podría quedar en la nada si el presidente Tabaré Vázquez cumple su promesa de vetar la nueva norma cuando sea enviada al Poder Ejecutivo para su promulgación. A inicios de noviembre, la Conferencia Episcopal Uruguaya ya había advertido que serían excomulgados los legisladores que votaran a favor de la ley.

El presidente uruguayo, socialista y médico, tendrá que enfrentar en ese caso un frente interno complicado. Ayer la ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, indicó que el presidente Vázquez "va a tener que promulgar" la ley. Si la veta, Arismendi indicó que los legisladores deberán "tener las fuerzas" para revertir esa decisión.

Por los 3/5. Esto quiere decir que se deberá convocar a sesión plenaria de las dos Cámaras y obtener un apoyo de 3/5 de votos. Parece difícil que el Frente Amplio logre ese número, habida cuenta de la oposición de blancos y colorados. Sobre los cambios que sufrió el proyecto en la Cámara de Diputados, Arismendi calificó de "disparate" el retiro del artículo 2 del capítulo I, que apuntaba que "los derechos sexuales y reproductivos no son meramente relacionados con la reproducción sino con una sexualidad plena y responsable".

Mientras la bancada frenteamplista votó a favor, todos los senadores blancos y colorados lo hicieron en contra. El ex presidente colorado Julio María Sanguinetti y actual senador no se presentó. Además, si el Senado reprobaba las modificaciones de Diputados, se hubiese debido convocar a sesión plenaria de ambas Cámaras, donde se hubiesen requerido 2/3 de votos de cada cámara.

En Argentina el aborto está prohibido por ley y es castigado con penas de uno a 15 años de prisión. La legislación contempla dos excepciones: que el embarazo implique riesgo de vida para la mujer o que sea producto de la violación de una discapacitada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario