El Mundo

El Congreso de EEUU da un paso clave para el impeachment de Trump

La Cámara baja, dominada por los demócratas, votó en un pleno una hoja de ruta para el proceso de acusación del presidente.

Viernes 01 de Noviembre de 2019

La Cámara de Representantes de Estados Unidos, dominada por la oposición demócrata, aprobó una resolución que detalla el procedimiento de impeachment que se seguirá contra el presidente Donald Trump. Es el primer voto del pleno de la Cámara desde que comenzó el mes pasado la investigación sobre las acciones de Trump con respecto a Ucrania. De esta forma, se consolida el camino del impeachment elegido por los demócratas cuando estalló el "Ucraniagate".

Por 232 votos a favor y 196 en contra, la Cámara votó a favor de un texto que marca una hoja de ruta, aunque no un calendario, para continuar con una investigación que hasta ahora se ha desarrollado a puestas cerradas bajo las reglas de la mayoría demócrata.

Trump reaccionó con un mensaje en Twitter, en el que condenó "la mayor caza de brujas en la historia estadounidense" mientras que la vocera de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, dijo que es "un intento descaradamente partidista de destruir al presidente". Lo cierto es que, a partir del texto, Trump tendrá más posibilidades defenderse.

La resolución autoriza a la Comisión de Inteligencia de la Cámara a hacer públicas sus audiencias y a elaborar un informe para que la Comisión Judicial decida si redacta artículos para el juicio político contra Trump, que se desarrollaría en el Senado, donde los republicanos tienen la mayoría. Según ordena la Constitución, la Cámara baja es la responsable de la acusación, y el Senado es la cámara juzgadora, que actúa como un tribunal. Esta modalidad se ha copiado en numerosas otras constituciones americanas.

Además, el texto autoriza a que los abogados del presidente participen de las audiencias y permite que los republicanos convoquen testigos y soliciten documentos, aunque para esto necesitan el consentimiento de la mayoría de los legisladores. "Esta resolución asegura que habrá transparencia", dijo la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, antes de la votación en el pleno. "Si no tenemos un sistema de frenos y contrapesos, es mejor que todos elijamos un presidente y nos vayamos a casa", agregó Pelosi antes de la votación. La "speaker" hizo caso omiso de las quejas de los republicanos, diciendo: "Estas reglas son más justas que cualquier cosa que haya pasado antes en términos de un proceso de destitución." En la resolución se confirma la investigación del juicio político anunciada por Pelosi a finales de septiembre. Los demócratas han sostenido que no tienen obligación de celebrar una votación para autorizarla formalmente, como han exigido los republicanos.

Sin embargo, los republicanos insisten con que el proceso favorece los intereses de la oposición y por eso votaron en contra, al igual que dos legisladores de la bancada demócrata. "Los demócratas quieren llegar a un veredicto sin dar al Gobierno una oportunidad de montar su defensa. Eso es injusto e inconstitucional", aseveró la vocera de la Casa Blanca. Se espera que la Cámara de Representantes reúna sin problemas los votos para aprobar un juicio político contra Trump, pero el proceso se desarrollaría en el Senado, donde los republicanos tienen la mayoría y salvarían a Trump de ser removido.

La investigación se centra en la sospecha de que Trump hizo abuso de poder al solicitar una interferencia extranjera contra un potencial rival en las elecciones de 2020. Trump ha negado los cargos, que se centran en una llamada telefónica de julio pasado en la que pidió a su par de Ucrania, Vladimir Zelenski, que investigue al ex vicepresidente demócrata y precandidato a la presidencia Joe Biden, así como a su hijo.

La Casa Blanca hizo pública una transcripción de la llamada el mes pasado luego de que estallara el escándalo a raíz de una denuncia de un informante anónimo de los servicios secretos que elevó una nota a superiores tras enterarse del contenido del diálogo.

Trump ha calificado de "perfecta" la llamada, en la cual pide a Zelenski investigar al hijo de Biden, Hunter, quien trabajó hasta este año en una compañía de gas de Ucrania.

El mandatario estadounidense también pidió a su par ucraniano una investigación que desacreditara la pesquisa sobre la interferencia de Rusia en las elecciones estadounidenses de 2016, supuestamente para ayudar a Trump a ganar los comicios.

Un testigo de peso

Un ex alto funcionario declaró ayer en una comisión del Congreso sobre la investigación contra Donald Trump. Tim Morrison, quien el miércoles renunció al Consejo de Seguridad Nacional, es el primer político en testificar. El testimonio no fue público. Morrison era el principal asesor del Consejo de Seguridad para Rusia y Europa hasta que renunció. Alertó inicialmente sobre la famosa conversación telefónica de Trump con el presidente ucraniano Vladimir Zelenski.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario