El Mundo

El clima de tensión y represión está de vuelta

Las protestas que estallaron el sábado en Teherán recuerdan las que golpearon a unas 100 ciudades y pueblos por todo Irán a partir del 15 de noviembre pasado.

Lunes 13 de Enero de 2020

Las protestas que estallaron el sábado en Teherán recuerdan las que golpearon a unas 100 ciudades y pueblos por todo Irán a partir del 15 de noviembre pasado. Aquellas se produjeron después de que Irán elevó el precio de la gasolina en un 50 por ciento a 15.000 riales por litro. Eso es 12 centavos de dólar por litro.

Pero luego la ola de protestas viró en contenidos políticos contra el gobierno teocrático y el líder supremo Ali Khamenei.Las protestas comenzaron en la tarde del 15 de noviembre de 2019 y en cuestión de horas se extendieron a 21 ciudades a medida que los videos de la protesta comenzaron a circular en línea. Es que el régimen clerical por ahora no maneja la censura de las aplicaciones como WhatsApp.

La gasolina barata es prácticamente considerada un derecho de nacimiento en Irán, hogar de las cuartas reservas de crudo más grandes del mundo a pesar de décadas de problemas económicos desde su Revolución Islámica de 1979. La gasolina sigue siendo una de las más baratas del mundo, en parte para ayudar a mantener a los millones de subempleados que conducen taxis para llegar a fin de mes.El producto interior bruto per cápita de Irán es de poco más de 6.000 dólares, según el Banco Mundial.

Ahora, más allá de la ira de los estudiantes contra la mentira del régimen sobre el derribo del avión ucraniano, la clave es que la efímera paz social y sentimiento de unidad nacional que logró Irán por la muerte violenta del general Soleimani se terminó. Se ha regresado a la "normalidad": los estudiantes y sectores medios urbanos muestran su disenso y policías antimotines saturan las calles. El malestar social de los iraníes se funda en que la eterna confrontación con Estados Unidos ha llevado a la pobreza y el aislamiento. Además, el régimen gasta cifras enormes en armamento y en la Guardia Revolucionaria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario