El Mundo

"El Chapo" Guzmán lideraba el cártel de Sinaloa, no hay dudas

Una fiscal presenta al jurado abrumadoras pruebas que demuestran que el narcotraficante mexicano era una persona sanguinaria.

Jueves 31 de Enero de 2019

Una fiscal estadounidense dijo ayer al jurado en el juicio a Joaquín "El Chapo" Guzmán que hay abrumadoras pruebas que demuestran que el narcotraficante mexicano fue un sanguinario líder del cártel de Sinaloa que se dedicó a traficar toneladas de cocaína desde México a Estados Unidos durante décadas. La fiscal Andrea Goldbarg inició sus argumentos de cierre hablando de pie a los 12 miembros del jurado para convencerles de que Guzmán no era un simple empleado del cártel, sino que fue uno de sus principales jefes durante años y que usó la violencia y promovió la corrupción en su posición de poder. Durante su monólogo en la corte federal de Brooklyn hizo al jurado escuchar conversaciones telefónicas entre Guzmán y trabajadores suyos en las que "El Chapo" les da órdenes. Las conversaciones ya fueron escuchadas durante el juicio, que se encuentra en su onceava semana. También repasó mensajes de texto y un video en que se ve al acusado interrogando a un rival arrodillado y atado a un poste. "El acusado daba las órdenes y éstas se cumplían", dijo Goldbarg.

La fiscal inició su discurso de cierre con una escena de la que también se había hablado en el juicio: Guzmán disparando y después ordenando que se lanzara a una hoguera a dos miembros del cártel rival de los Zetas.

"El Chapo" enfrenta varios cargos de tráfico de drogas y asesinato que podrían significar cadena perpetua. Su equipo de defensa, que ofrecerá sus argumentos de cierre hoy, asegura que las acusaciones son falsas. Goldbarg explicó muchas de las violaciones que contiene cada uno de los diez cargos que enfrenta "El Chapo". Para demostrar que Guzmán es culpable recordó al jurado detalles sobre cargamentos de droga, incautaciones y métodos de transporte de la cocaína, armando así el rompecabezas que fue el juicio y poniéndolo en contexto. La fiscal dijo que de los 14 cooperantes que testificaron en el juicio, 11 dijeron que cumplían las órdenes de Guzmán. En un momento dado, Goldbarg preguntó en la sala qué persona normal en este mundo tiene un ejército de pistoleros para matar a sus enemigos, además de túneles conectados a la bañera de su casa y túneles de un kilómetro y medio de largo para escapar de prisión. "Usen su sentido común", dijo Goldbarg.

Se espera que hoy los abogados de Guzmán ofrezcan sus argumentos de cierre y mañana podría darse el veredicto.

Mientras tanto, la actriz Kate del Castillo declaró que el "El Chapo" le hizo saber que no estaba obligada a testificar en el juicio que en su contra que se desarrolla en Nueva York, por lo que la mexicana radicada en Estados Unidos dijo sentirse aliviada. Kate del Castillo saltó a los titulares en octubre de 2015 cuando llevó al actor Sean Penn a conocer al afamado narcotraficante mexicano que estaba fugitivo en una ubicación remota de México. A pesar de las críticas y de cómo el incidente afectó a su carrera, la actriz aseguró que no se arrepiente de la reunión que tuvo con él en 2015, en compañía de Sean Penn, cuya visita provocó que la actriz no pudiera trabajar ni visitar su país natal durante más de 3 años.

La mujer reconoció que siente agradecimiento con Guzmán por las atenciones que tuvo hasta la fecha, al hacerle saber que no tenían nada en su contra después de que en su momento las autoridades mexicanas señalaron que el encuentro ayudó a capturarlo. La actriz confesó que tuvo miedo de regresar a México por temor a ser arrestada por su conexión con Guzmán, un impedimento que le costó algunos proyectos. "No trabajé durante mucho tiempo. No soy Angelina Jolie. No gano esa cantidad de dinero. Para mí fue un poco difícil pagar a los abogados en Estados Unidos y en México sin trabajo", agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});