El Mundo

El candidato del MAS intentó mostrar unidad pese al descontento interno

El flamante candidato a presidente de Bolivia por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce, destacó la importancia de mantener la unidad de la fuerza e intentó bajar el tono al descontento interno de los sectores indígenas y campesinos, que impulsaban la candidatura presidencial de David Choquehuanca, quien quedó en el segundo lugar del binomio.

Martes 21 de Enero de 2020

El flamante candidato a presidente de Bolivia por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce, destacó la importancia de mantener la unidad de la fuerza e intentó bajar el tono al descontento interno de los sectores indígenas y campesinos, que impulsaban la candidatura presidencial de David Choquehuanca, quien quedó en el segundo lugar del binomio.

"El ampliado del MAS ha resuelto nominarme como candidato a la Presidencia luego de dos días de debate interno buscando la unidad y la mejor fórmula para nuestro instrumento, bajo la conducción del presidente Evo Morales", dijo Arce, en su primer contacto con la prensa, acompañado por el ex canciller Diego Pary y sin las presencias de Evo Morales y de Choquehuanca.

Arce calificó de "histórico" el debate en el que fue nominado y destacó que cualquiera de los cuatro postulantes tenía posibilidades de encabezar la fórmula.

"Los cuatro precandidatos -Arce, Pary, Choquehuanca y el líder cocalero Andrónico Rodríguez- tenían la convicción unitaria, que es lo más importante, la unidad del instrumento", dijo. Tras la introducción de la conferencia de prensa en el Bauen Hotel de Buenos Aires, las preguntas de la prensa se encaminaron al desacuerdo interno por su nominación. En Bolivia algunas organizaciones, como la Confederación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa, conocidas como "las Bartolinas", hicieron pública su molestia porque no se respetó la decisión de las organizaciones sociales de postular a Choquehuanca e incluso hablaron de "revisar" las designaciones. Sobre este clima en particular, Arce señaló que el candidato a vicepresidente, líder de las agrupaciones indigenistas, "va a establecer los puentes de diálogo con todos los representates de la cultura de la wuipala que todos hemos asumido, y quién más indicado que Choquehuanca para eso". Cuando Morales renunció a la presidencia el 10 de noviembre pasado, en el MAS salieron a la luz las disidencias que su poder hegemónico ocultaba.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario