El Mundo

El bloqueo de Gran Bretaña por la nueva cepa de Covid causa un caos

Los puertos están clausurados, con filas enormes de camiones que esperaban cruzar. Dudas sobre la provisión de alimentos frescos

Lunes 21 de Diciembre de 2020

Gran Bretaña despertó este lunes con un caos en sus puertos, causado por el abrupto cierre del tránsito de pasajeros y mercaderías que declararon el domingo muchos países europeos a raíz de la nueva cepa de Covid que se expande por las islas británicas. Había enormes embotellamientos en las cercanías de los puertos y sobre todo, grandes dudas sobre el abastecimiento de alimentos frescos que provienen del Continente. Para colmo, el problema sanitario se suma al final inminente del Brexit, que tiene fecha de terminación efectiva el 31 de diciembre próximo.

Carteles en las autopistas del sur de Inglaterra alertaban a viajeros y transportistas del cierre de la frontera con Francia, que este domingo decidió suspender todos los enlaces por tierra, mar y aire con el país durante 48 horas.

Una gran parte de los productos que importan los británicos llega desde allí y una importante cadena de supermercados, Sainsbury's, advirtió que si las perturbaciones se prolongan podrían faltar aprovisionamientos de alimentos frescos como lechugas, coliflor, brócoli o cítricos.

En el sentido contrario, el exportador escocés de mariscos Lochfyne denunció como un "desastre" el bloqueo de camiones cargados con pesca viva por valor de "millones de libras" destinada al continente: "si pasamos 48 horas después no llegaremos a tiempo para la entrega de Navidad" que para estos productos es "el mayor mercado del año", afirmó en Twitter.

Las autoridades aseguraron que el país tiene reservas de alimentos, pero se teme que los consumidores se dejasen llevar por el pánico a cuatro días de las Fiestas, que en lugares como Londres se vieron mutiladas por el surgimiento de esta nueva cepa del virus. La capital británica y gran parte del sur de Inglaterra están bajo confinamiento estricto a raíz del rebrote con la nueva cepa, mucho más rápida y contagiosa que la anterior.

La nueva cepa, en Dinamarca y Australia

Aunque no parece más letal que las anteriores, esta variante es hasta un 70% más contagiosa, afirmó durante el fin de semana el ministro de Sanidad británico, Matt Hancock. Se ha detectado su presencia en Gibraltar, Dinamarca y Australia, precisó el lunes un portavoz del gobierno británico. Este domingo se detectó un caso en Italia, proveniente de Reino Unido.

Hancock reconoció el domingo que en este contexto será "difícil" contener la pandemia en el Reino Unido, uno de los países más afectados de Europa por el Covid-19, con más de 67.000 muertes confirmadas, hasta que la campaña de vacunación llegue a una gran parte de la población.

Ante esta situación, el primer ministro Boris Johnson volvió a confinar repentinamente a los 9 millones de londinenses y a 7 millones de personas más en el sur del país, donde las familias no podrán ya reunirse en Navidad. Es esta región la más afectada por la nueva cepa del virus.

En otras zonas del Reino Unido, los cinco días previstos de relajación de restricciones se vieron reducidos únicamente al 25 de diciembre. El puerto británico de Dover, el principal en el Canal de la Mancha, por donde pasan diariamente unos 10.000 camiones, cerró el tráfico de salida "hasta nueva orden". Esto causó un previsible embotellamiento de camiones en las cercanías de Dover.

Francia prepara protocolo para reanudar el paso

Destacando la necesidad de desbloquear la situación "cuanto antes", el ministro de Transportes, Grant Shapps, aseguró al canal Sky News estar en estrecho contacto con su homólogo francés, Jean-Baptiste Djebbari. Este último anunció poco después en Twitter la preparación, "en las próximas horas", por los países europeos de un "protocolo de salud para que los flujos desde el Reino Unido puedan reanudarse".

Encima, llega el Brexit

Este caos en las cadenas de aprovisionamiento puede interpretarse como un anticipo de lo que ocurría si Londres y los 27 acaban separándose dentro de diez días sin un acuerdo comercial que evite barreras aduaneras, cuando un Brexit sin acuerdo se haría realidad. El Reino Unido, que abandonó oficialmente la Unión Europea el 31 de enero, corta definitivamente sus lazos con el bloque a final de mes. Hasta ahora, se mantiene un período de transición que permite los intercambios tal como se hacían antes de la ruptura.

Pese al poco tiempo restante, británicos y europeos siguen negociando un acuerdo comercial que debía suavizar las consecuencias de la ruptura a partir del 1 de enero. Pero ante la falta de resultados, las empresas en el Reino Unido llevan semanas haciendo acopio de productos y partes industriales, lo que ya había provocado gran congestión en puertos y carreteras.

Ante la nueva situación, la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, acérrima detractora del Brexit, y el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, llamaron a Johnson a prolongar el periodo de transición posbrexit más allá de final de año.

"Nuestra posición sobre el período de transición está clara: terminará el 31 de diciembre", insistió el portavoz de Downing Street, preciando que las negociaciones entre Londres y Bruselas prosiguen pese a que "sigue habiendo diferencias significativas en temas claves".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS