El Mundo

El arresto del gobierno no beneficia a los secesionistas en los nuevos sondeos

El arresto de todo el gobierno catalán ha tenido influencia en los sondeos con vistas a las elecciones adelantadas que ordenó la intervención de Madrid.

Lunes 06 de Noviembre de 2017

El arresto de todo el gobierno catalán ha tenido influencia en los sondeos con vistas a las elecciones adelantadas que ordenó la intervención de Madrid. Según el diario de Barcelona La Vanguardia, "todo está más abierto que nunca ante la cita electoral del próximo 21 de diciembre". El diario dio a conocer un sondeo realizado entre los días 30 de octubre y 3 de noviembre, y bajo el impacto del parcial del encarcelamiento de ocho miembros del cesado "Govern", da un escenario de participación récord (superior al 80 por ciento) y en el que la suma de escaños del campo separatista —los partidos ERC, PDECat y CUP— podría quedarse en 66 diputados de la Cámara catalana. Es decir, algo por debajo de la mayoría absoluta, cifrada en 68.

Para La Vanguardia, los comicios tendrían un claro ganador, ERC, Esquerra Republicana de Catalunya, aliado en coalición del extinto gobierno de Puigdemont. Sacaría más del 29 por ciento de votos. Pero segundoquedaría el liberal y "unionista" Ciutadans, la rama catalana de Ciudadanos, que rozaría el 21 por ciento, casi tres puntos más que hace dos años. Esas estimaciones de voto supondrían unos 45 diputados para ERC y hasta 28 para Cs. El tercer puesto sería para el socialista PSC, que incrementaría su voto en casi dos puntos y podría obtener hasta 20 escaños (cuatro más que en el 2015). La cuarta posición la ocuparía el PDECat de Puigdemont, que obtendría poco más del 10 por ciento, "una caída abismal si se compara con su resultado en los últimos comicios autonómicos a los que concurrió como oferta diferenciada" en 2012, remarca La Vanguardia. Entonces obtuvo casi el 31 por ciento y 50 escaños; ahora obtendría un tercio de de eso y entre 14 y 15 diputados (o sea, 36 menos).

A la vez, se da el retroceso de la CUP, que podría perder casi dos puntos y hasta tres escaños. Por todo esto, de la actual mayoría soberanista de 72 diputados en el Parlament —que forman Junts pel Sí (coalición de ERC y PDECat) y los anticapitalistas deCUP se vería reducida ahora a entre 69 y 66 escaños. ERC y PDECat sumarían una décima más (39,7 por ciento) en 2015, pero el conjunto de los partidos independentistas reuniría ahora el 46 por ciento de los sufragios 1,8 puntos menos que hace dos años, frente al 43,9 por ciento de Cs, PSC y PP, que sumarían cinco puntos más.

Este panorama electoralmente convulso se completa con una evolución a la baja Catalunya en Comú, la coalición de la alcalde de Barcelona Ada Colau, que apoyó en gran medida el planteo separatista. Ahora podría perder hasta dos escaños de los once que logró hace dos años.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario