El Mundo

El antieuropeo Boris Johnson se lanza a ocupar el puesto de Theresa May

Ex alcalde de Londres y ex canciller, declaró que "con o sin acuerdo" el Reino Unido dejará la Unión Europea el próximo 31 de octubre.

Domingo 26 de Mayo de 2019

La lucha para suceder a Theresa May comenzó en el Partido Conservador británico y el máximo favorito para reemplazar a la primera ministra, el ex canciller Boris Johnson, dijo que "con o sin acuerdo" en el Parlamento, el Reino Unido estará fuera de la Unión Europea (UE) el 31 de octubre. May dejará el cargo el 7 de junio.

El ex alcalde de Londres, gran impulsor del Brexit, parece estar ganando apoyo, incluso entre dos representantes conservadores prominentes como Philip Hammond y Amber Rudd, que no descartaron respaldarlo, informó el diario The Telegraph. "Con o sin acuerdo" el Reino Unido se irá del Brexit en dicha fecha, ultimo plazo dado por la UE, dijo Johnson, un histórico crítico de la "línea blanda" y negociadora de la caída Theresa May.

No obstante, las opciones se extienden a un ramillete de "tories", buena parte de ellos partidarios de mayor firmeza para sacar al Reino Unido de la UE. Dominic Raab, Jeremy Hunt, Michael Gove, Andrea Leadsom y Sajid Javid son algunos de los que suenan con fuerza. Poco después de que May hiciera su emocionado anuncio a las puertas del 10 de Downing Street, Johnson abría su campaña. "Dejaremos la UE el 31 de octubre, con o sin acuerdo", declaró desde Suiza, donde participaba en una conferencia económica. Para el ex jefe de la diplomacia británica, "la manera de alcanzar un buen acuerdo es prepararse para un no acuerdo". Boris Johnson, que el próximo mes cumplirá 55 años, confirmó la semana pasada su aspiración a liderar el Partido Conservador. "Por supuesto que voy a ir a por el puesto, dijo en un acto en Manchester. No creo que eso sea ningún secreto para nadie. Pero usted sabe que en la actualidad el puesto no está vacante". En pocos días lo va a estar.

Una de las caras visibles del "Leave" (abandonar) en la campaña del referéndum del Brexit en 2016, Johnson encarna el ala dura del partido desde entonces. Tras ser nombrado titular de Exteriores, se fue distanciando de May por su estrategia en el proceso de desconexión de la UE, hasta que en julio del año pasado su oposición al plan de la primera ministra lo llevó a dimitir. Liberado de su cargo en el Ejecutivo, sus críticas se volvieron despiadadas. La propuesta de May era "una humillación moral e intelectual" y "un chaleco bomba" para el Reino Unido, según Johnson. No obstante, la última vez que la primera ministra sometió a votación su propuesta de retirada de la UE en la Cámara de los Comunes el pasado 29 de marzo, bajo la promesa de renunciar al cargo si era aprobada, Johnson y otros "brexiters" duros votaron a favor. Sin embargo, tampoco en esa ocasión, la tercera, el plan salió adelante.

Otro de los que cambió su voto aquel día fue el exministro británico para el Brexit Dominic Raab, al que también se apunta como posible relevo de May. Raab accedió a ese cargo en julio de 2018 tras la dimisión de David Davis, pero a los cuatro meses presentó a su vez la renuncia por estar en desacuerdo con el pacto entre May y Bruselas.

Entre los que cuentan con chances en la carrera por la jefatura de los tories que se abrirá el 7 de junio figura Jeremy Hunt. Es la persona que sucedió a Johnson en Exteriores. En 2016 hizo campaña por la permanencia en la UE, pero después se reconvirtió en brexiter. Ha defendido el acuerdo de retirada de la primera ministra hasta que ha visto que era inviable sacarlo adelante. Hunt fue uno de los dos ministros con los que May se entrevistó a solas el jueves pasado, en medio de las presiones para que dimitiera. El otro fue el titular de Interior, Sajid Javid, al que también se incluye en la lista de candidatos. Hijo de inmigrantes paquistaníes, Javid abogó por el "Remain" (quedarse) en la consulta de hace tres años, aunque ha reconocido que lo hizo sin mucho entusiasmo.

En todo caso, Johnson según algunos analistas no tendría gran margen de maniobra para lograr luego el apoyo de la oposición laborista. El diario The Telegraph dijo en un comentario sobre la renuncia de May que la carrera comienza oficialmente para suceder a la premier el 7 de junio, día en que la primera ministra abandonará su puesto. Por otra parte, los laboristas están listos para desafiar al gobierno conservador del sucesor de May, con una moción de no confianza en la Cámara de los Comunes, advirtió el canciller en las sombras, John McDonnell, mano derecha del líder Jeremy Corbyn. "¿Podrá un voto de no confianza frenar al próximo primer ministro cuando, como era de esperar, a finales de julio, nazca el nuevo gobierno?", se le preguntó. "Sí, porque creemos que cualquier primer ministro entrante debe presentarse ante el país y solicitar un mandato" a través de elecciones anticipadas, respondió McDonnell.

personaje. Johnson cultiva una imagen excéntrica. Acá se lo ve durante la campaña por el Brexit en 2016.

El recuento de los primeros votos y una encuesta de salida en Irlanda indican que el Partido Verde está ganando fuerza en esa nación de la Unión Europea, mientras desafía a tres partidos más grandes en las elecciones locales y europeas.

En Eslovaquia, un partido de extrema derecha que admira abiertamente a lo que fue el estado títere nazi durante la Segunda Guerra Mundial podría ganar escaños en el Parlamento Europeo por primera vez. Los ciudadanos de estos dos países y Malta, Letonia y República Checa votaron ayer en las elecciones al Parlamento Europeo. Los comicios, que son especialmente determinantes este año, se desarrollan en cuatro días y en ellos participan los 28 socios de la Unión Europea.

Muchos pronostican que los partidos nacionalistas y de ultraderecha ganarán terreno en las europeas de hoy y podrían utilizar su mayor presencia en el Parlamento para intentar que los países miembro recuperen las competencias que cedieron a la UE. Los partidos moderados, por otra parte, quieren consolidar una relación más estrecha entre los socios de la UE, que se creó tras la Segunda Guerra Mundial para evitar nuevos conflictos en el continente.

Gran Bretaña, Irlanda y Holanda ya votaron en las dos primeras jornadas electorales. Los checos tenían dos días, hasta anoche, para depositar sus boletas. El resto de las naciones europeas acudirá hoy a las urnas.

En cuanto a los votos irlandeses del viernes, una encuesta de salida de más de 3.000 electores indica que los dos principales partidos de Irlanda —el partido de gobierno Fine Gael y el partido de oposición más conservador Fianna Fail— están peleando codo con codo, seguidos por el partido nacionalista Sinn Fein y los Verdes que defienden el medio ambiente.

Los resultados oficiales se darán a conocer hoy en la noche, una vez haya cerrado todos los centros electorales.

En Holanda, los comicios podrían haber deparado ya una sorpresa. Una encuesta de salida elaborada por Ipsos dio la victoria al Partido Laborista del vicepresidente de la Comisión Europea Frans Timmermans, y predijo que las formaciones proeuropeas tendrán más escaños que los populistas de extrema derecha.

En general se espera que las fuerzas tradicionalmente mayoritarias en el Parlamento Europeo mantengan su posición dominante, pero parece que el Partido Popular, de centroderecha, y los Socialistas y Demócratas, de centro izquierda, perderían algo de peso y enfrentarán su mayor reto hasta la fecha de parte de una serie de formaciones populistas, nacionalistas y de ultraderecha escépticos con la UE.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario