El Mundo

El acusado del millonario fraude en Wall Street, bajo arresto domiciliario

Nueva York. — El financiero estadounidense Bernard Madoff, acusado de montar una de las mayores estafas en la historia de Wall Street, deberá permanecer bajo arresto domiciliario y llevar un sistema de vigilancia electrónica si quiere evitar la cárcel. El juez federal de la Corte del distrito sur de Nueva York, Gabriel Gorenstein, comunicó ayer varios cambios...

Jueves 18 de Diciembre de 2008

Nueva York. — El financiero estadounidense Bernard Madoff, acusado de montar una de las mayores estafas en la historia de Wall Street, deberá permanecer bajo arresto domiciliario y llevar un sistema de vigilancia electrónica si quiere evitar la cárcel. El juez federal de la Corte del distrito sur de Nueva York, Gabriel Gorenstein, comunicó ayer varios cambios en las condiciones de la fianza fijada la semana pasada después de que esta leyenda de Wall Street fuera detenida el jueves pasado en su departamento de Nueva York. Entre esos cambios, que han sido pactados entre los abogados del financiero y los fiscales federales, se estableció que Madoff permanecerá bajo arresto domiciliario desde las 7 de la tarde hasta las 9 de la mañana y deberá portar una pulsera electrónica que permita a las autoridades saber dónde está en todo momento.

El ex presidente de Nasdaq quedó en libertad el pasado jueves tras comprometerse a pagar una fianza de 10 millones de dólares. Sin embargo no le ha resultado fácil encontrar los avales requeridos para el pago de esa suma, ya que sólo su hermano y su mujer están dispuesto a firmar. Es por eso que el juez neoyorquino dispuso que Madoff sólo necesitará dos firmas para garantizar la fianza que le permitirá estar libre, aunque bajo arresto domiciliario.

Impedidos de viajar. Además, el juez exigió que la esposa del financiero, Ruth Madoff, entregue también su pasaporte, como ya hiciera su marido, y para evitar que pueda salir del país. Aunque no se le ha acusado de ningún delito, medios locales aseguran, sin citar sus fuentes, que sí se le está investigando para determinar si ayudó a su marido a ocultar esta estafa. El matrimonio también deberá entregar otras dos viviendas que tiene en Montauk (Nueva York) y en Palm Beach (Florida).

Madoff se enfrenta a 20 años de prisión y una multa superior a los 5 millones de dólares si fuera declarado culpable de un fraude piramidal de 50 millones de dólares, que ha salpicado a entidades e inversores individuales de numerosos países y tiene en jaque a los reguladores y a las autoridades.

Por otro lado, el diario The Wall Street Journal informó en su página web que el fiscal general de Estados Unidos, Michael Mukasey, decidió inhibirse de la investigación del caso por implicaciones familiares. El motivo se encuentra en que el hijo de Mukasey representa a uno de los ejecutivos de Madoff Investment implicados en la estafa.

Graves fallas. Las grandes dudas suscitadas ante este fraude del ex presidente de Nasdaq son cómo pudo pasar desapercibido a grandes entidades financieras y a los reguladores durante más de 40 años. Por eso, el organismo de regulación bursátil estadounidense (Security and Exchanges Comission, SEC, por sus siglas en inglés) anunció una investigación interna. La SEC dijo en una reprimenda desconcertante que sus reguladores fueron incapaces de investigar durante casi 10 años al financiero Madoff que ahora está acusado de cometer uno de los más graves fraudes en la historia de Wall Street. El presidente de la comisión, Christopher Cox, ordenó el martes una investigación interna sobre la omisión y presentó una crítica cáustica de la conducta de sus inspectores. Afirmó que los supervisores nunca se molestaron en promover una investigación formal con la aprobación de la comisión que hubiera emplazado a Madoff a rendir información vital. En cambio, el personal regulador aceptó la información que Madoff y su empresa entregaron voluntariamente.

Los reguladores de la comisión fueron una y otra vez advertidos desde al menos 1999 con señalamientos verosímiles y específicos de presuntos ilícitos financieros de Madoff, dijo el titular del organismo.

Las secuelas del millonario fraude atribuido a Madoff han repercutido en el mundo con presuntas pérdidas en un número creciente de prestigiosas fundaciones caritativas, grandes bancos internacionales e inversores individuales. "Estoy seriamente preocupado por los múltiples errores aparentes en al menos una década que impidieron investigar exhaustivamente esas afirmaciones o que en ningún momento se acudió a facultades formales para indagarlas", expuso Cox. La crítica del titular de la SEC sobre su propia agencia constituye uno más de los casos en que los reguladores federales no prestaron atención a las señales de alarma sobre posibles fraudes.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario