El Mundo

El 70 por ciento de los bolivianos cree que no hubo golpe

Así lo reflejó un sondeo realizado por la firma Mercados y Muestras, publicado por el diario Página Siete.

Lunes 02 de Diciembre de 2019

Siete de cada 10 bolivianos opina que la salida del gobierno del presidente Evo Morales fue consecuencia de una “revuelta social” y no de un “golpe de estado”, según una encuesta privada divulgada ayer. Así lo reflejó un sondeo realizado por la firma Mercados y Muestras, cuyos resultados fueron publicados por el diario paceño Página Siete.

   El trabajo señala que 70% cree que Morales dejó el gobierno debido a una “revuelta social”, 25% opina que se debió a un “golpe de estado” y 5% no supo contestar o no respondió. Morales anunció su renuncia el 10 de noviembre pasado, luego de que se lo exigieran numerosas organizaciones sociales afines y el comandante de las Fuerzas Armadas, general Williams Kaliman.

   Bolivia era entonces escenario de protestas desde el 20 de octubre, día en que se celebraron elecciones generales, por fuertes sospechas de fraude en el escrutinio, que quedó paralizado esa misma noche. Al reanudarse el conteo, la autoridad electoral proclamó la reelección de Morales sin necesidad de balotaje, pero la misión de observación de la Organización de Estados Americanos (OEA) y una empresa contratista del sistema electoral denunciaron irregularidades en escrutinio.

   Acorralado, Morales ofreció el 10 de noviembre repetir los comicios, pero ante la falta de apoyo renunció y dos días más tarde se asiló en México. El 12 de noviembre, ante la acefalía —habían dimitido también el vicepresidente y los titulares de las dos cámaras del Parlamento—, la senadora Jeanine Añez se proclamó presidenta con la aprobación del Tribunal Constitucional, e inició un gobierno interino.

   A partir de allí se exacerbaron las protestas, que dejaron más de 30 muertes. Las protestas y la violencia solo disminuyeron en la última semana, luego de que Añez promulgara el domingo pasado una ley acordada con el partido MAS, de Morales, que tiene mayoría en ambas cámaras, para renovar la composición de la autoridad electoral y convocar a nuevas elecciones. Esta votación del MAS de Morales descolocó al ex presidente en el exilio, que sostiene el discurso del “golpe de Estado” y califica al gobierno interino de Añez como “de facto”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario